Realizan marcha silenciosa por el asesinato de Emma Gabriela en Mérida

Su ex esposo Martín Medina Sonda fue arrestado en 2014 acusado de lavar dinero del ex secretario de Finanzas de Tabasco, José Manuel Sáiz Pineda, durante el gobierno de Andrés Granier
La familia de Emma Gabriela Molina Canto encabezó la manifestación para exigir justicia por la muerte de la ex esposa de Martín Medina Sonda, detenido en Tabasco por presunto lavado de dinero( Cuauhrtémoc Moreno Cabrera. EL UNIVERSAL)
01/04/2017
00:35
Yazmín Rodríguez / Corresponsal
MÉRIDA,YUCATÁN.-
-A +A

A raíz del asesinato de Emma Gabriela Molina Canto, cerca de mil 500 personas, vestidas completamente de negro, realizaron una marcha silenciosa en las calles del Centro Histórico de la ciudad contra los feminicidios que han ocurrido en el estado así como contra toda violencia ejercida hacia las mujeres.

Las líderes de las asociaciones civiles que encabezaron la protesta de esta noche, explicaron que los motivos principales es que se detengan los asesinatos de mujeres en el estado. 

No obstante, no descartan protestar en contra de cualquier tipo de violencia que atente contra los ciudadanos, así sea violencia de género, asesinatos a personas de la comunidad gay, discriminación, entre otras.

Como se recordará, en 2012,  Molina Canto empezó una lucha contra su ex marido, Martín Medina Sonda, para recuperar la custodia de sus tres hijos.

Durante esa disputa legal, Molina Canto fue encarcelada por los abogados de su ex esposo, quien fue arrestado en 2014 en Cancún, Quintana Roo, acusado de lavar dinero del ex secretario de Finanzas de Tabasco, José Manuel Sáiz Pineda, durante el gobierno de Andrés Granier. En ese mismo año, Molina Canto recuperó a sus tres hijos.

El pasado 27 de marzo de este año, Emma Gabriela fue ultimada en la terraza de su vivienda, ubicada en el fraccionamiento San Luis a manos de dos jóvenes de origen tabasqueño, quienes la atacaron a cuchilladas y huyeron en taxi pero fueron detenidos horas después en el Centro de la ciudad.

La afluencia de la gente que se solidarizó en contra de estos lamentables hechos superó en gran medida la expectativa de las organizaciones civiles, pues según señalaron contemplaban la asistencia de doscientas personas, por un momento pensaron que iban a superar esa cifra por muy poco, pero a la manifestación asistieron más de mil personas.

Cabe mencionar que conforme el contingente iba avanzando en su recorrido se fueron sumando más personas, por lo que al llegar a la Plaza Grande, la manifestación alcanzó las 1,500 personas.

Antes de salir de Paseo de Montejo con rumbo a la Plaza Grande sobre la calle 58, pidieron a los participantes no gritar ninguna consigna pues si bien traían mantas con frases como “ni un feminicidio más” y “justicia para Emma Gabriela”, hicieron hincapié en que la protesta de hoy fue para apoyar a la familia de Molina Canto, por lo que caminaron en silencio.

Durante el recorrido hicieron varias paradas en diferentes puntos, destacó cuando se plantaron enfrente de las oficinas del Comité Estatal del PAN, ubicado en la calle 58 por 51 y 53, ante los ojos del legislador Raúl Paz Alonzo, quien se limitó a guardar silencio en todo momento y observar el contingente. 

También se encontraba en la protesta la directora de Desarrollo Social del Ayuntamiento de Mérida, Cecilia Patrón Laviada.

Al finalizar, Nancy Walker Olvera, una de las organizadoras de la protesta, leyó todos los casos de mujeres asesinadas en Yucatán desde el 2008, fecha en la que por fin decretaron el feminicidio como delito. 

Según aclararon, a la fecha han sido 58 muertes de mujeres consideradas como ese delito, las dos más recientes son el de Emma Gabriela Molina Canto y Merly Guadalupe Cauich Tamayo, quien fue asesinada en las inmediaciones de Plaza Fiesta el pasado fin de semana.

En esos 58 casos, se contemplan los “feminicidios institucionales”, como ejemplo pusieron que dicho delito es cuando una mujer fallece por negligencia obstétrica, es decir una mala atención al momento de dar a luz. Sin embargo, lamentaron que los diputados aún no determinen esta cuestión como delito.

La marcha finalizó al llegar a la Plaza Grande, y en el centro de la misma, colocaron veladoras, flores y fotografías de las mujeres asesinadas. Leyeron en voz alta, cada uno de los nombres de las víctimas.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS