Gobierno no pagará por plantíos de amapola

Señala que sería inaudito pagar 1 mdp a los pobladores de Juquila Yucucani
Pobladores de Juquila Yucucani, municipio de Tlacoachistlahuaca, esperan que el gobierno les dé dinero por los plantíos de amapola que el Ejército destruyó (ARCHIVO EL UNIVERSAL)
01/04/2017
02:12
Arturo de Dios Palma
Chilpancingo.—
-A +A

El vocero del Grupo Coordinación Guerrero (GCG), Roberto Álvarez Heredia, informó que el gobierno de estado no pagará el millón y medio que demandan los pobladores de Juquila Yucucani, municipio de Tlacoachistlahuaca, por los plantíos de amapola y marihuana que les destruyó el Ejército.

“Sería inaudito tan sólo pensarlo”, dijo el portavoz de las corporaciones de seguridad en el estado.

El pasado lunes pobladores de la comunidad de Juquila Yucucani metieron en una celda de la comisaría al presidente municipal, Javier Carmona Villavicencio. Lo liberaron hasta que el edil se comprometió a gestionar un millón y medio de pesos para pagarles el costo de los cultivos de amapola y marihuana que 10 días antes les destruyó el Ejército. El pasado lunes, Carmona Villavicencio llegó a esa comunidad en rescate de empleados de la dirección de obras públicas, pero terminó encerrado junto con ellos.

Carmona Villavicencio llegó alrededor de la una de la tarde a la localidad, justo cuando la mayoría de los pobladores se encontraban reunidos en la comisaría. Le contaron que el 16 de marzo llegaron militares y comenzaron a destruir sus plantíos de amapola y marihuana. De inmediato le pidieron que les repusiera el costo de sus cosechas, es decir, que les diera un millón 500 mil pesos.

El edil se negó. Les dijo que no contaba con esa cantidad. Entonces le pidieron que se comunicara con el gobernador, Héctor Astudillo, para que él les pagara. El edil se volvió a negar y los pobladores decidieron encerrarlo junto con los otros tres trabajadores.

Después de dos horas, el edil les dijo que gestionaría ante Astudillo Flores el pago pero los pobladores le hicieron otra solicitud: que gestionara el retiro del Ejército de la zona.

Carmona Villavicencio aceptó y fue liberado. Sin embargo, los pobladores pidieron una garantía; el edil les dejó una camioneta del ayuntamiento.

Álvarez Heredia indicó que el gobierno del estado sólo cumplirá con la ley y no pagará los cultivos porque es una actividad ilegal. Dijo que “a cambio el gobierno del estado puede gestionar programas sociales y proyectos productivos para que sean implementados en la región”.

“En ningún termino se les pagará, sería inaudito, tan sólo pensarlo es inaudito”, dijo el funcionario. Además indicó: “El ayuntamiento de Tlacoachistlahuaca no está en condiciones para pagar el millón 500 mil pesos”. Álvarez Heredia señaló que hasta el momento el gobierno del estado no le ha ofrecido protección ni el edil la ha solicitado. El funcionario estatal aseguró que Tlacoachistlahuaca no está considerada como un “foco rojo” por el GCG, como la zona de Chilapa y la Sierra donde también se siembra amapola.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS