A contrarreloj trabajan en Paso Exprés

Tramo se abre en su totalidad desde el primer minuto de hoy, dice el secretario Ruiz Esparza
El Paso Exprés es parte de la autopista Cuernavaca-Acapulco, que se amplió a 10 carriles para acelerar la marcha de los automovilistas hacia el sur del país (JUSTINO MIRANDA. EL UNIVERSAL)
01/04/2017
02:09
Justino Miranda / Corresponsal
Cuernavaca.—
-A +A

A la medianoche de este viernes se abrirá en su totalidad el Paso Exprés con cuatro carriles centrales para atravesar Cuernavaca en unos 10 minutos, tramo que con las obras era de tres horas, según cálculos de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT).

El camino es parte de la autopista Cuernavaca-Acapulco, que se amplió a 10 carriles para acelerar la marcha de los automovilistas hacia el sur del país. El titular de la secretaría, Gerardo Ruiz Esparza, señaló que con la conclusión del Paso Exprés será posible viajar de la Ciudad de México a las costas de Acapulco en poco más de tres horas.

Ruiz Esparza ofreció que la vía quedaría abierta desde el primer minuto de abril; sin embargo, pidió que le dieran el último minuto de marzo para terminar las obras.

Ayer por la noche, el director del Centro SCT Morelos, José Luis Alarcón Ezeta informó que las obras se concluirán al 100% en un par de semanas porque faltan algunos tramos de señalización, pintura y retiro de escombros. Añadió que los carriles centrales se abrirán entre la noche del viernes y el sábado.

El proyecto original, que inició en enero de 2015 en 14.5 kilómetros, consideró su terminación a mediados de 2016, pero contratiempos como las excavaciones de drenaje, las conexiones de agua potable y la negativa de los vecinos de la autopista a vender sus propiedades retrasaron la obra.

Hasta la tarde de ayer continuaban los trabajos en el Puente Palmira, uno de los principales accesos de la parte sur de Cuernavaca que pasa por encima del Paso Exprés. El martes fue abierto al tránsito local; sin embargo, enseguida llovieron criticas por el cúmulo de tierra, escombros a los lados y por los canales abiertos para renovar la tubería de aguas negras.

“Me atengo a las consecuencias, el compromiso era tenerlo antes de Semana Santa”, afirmó Ruiz Esparza.

Aseguró que la conexión del segundo piso de la Ciudad de México con la caseta de Tlalpan, así como el mejoramiento de esta zona de peaje, resolverán los congestionamientos viales que por décadas padecieron los capitalinos que se trasladaban a Cuernavaca, Tequesquitengo, en Jojutla, y Acapulco, Guerrero.

En el puente vacacional del 21 de marzo los usuarios hicieron hasta siete horas del tramo de Temixco a la Ciudad de México.

Paso de la muerte. Desde el pasado 24 de enero de 2015 se registraron unos 100 accidentes en la zona con saldo de unos 22 muertos, por los nulos señalamientos y desechos de la obra, así como por la falta de pericia de los conductores.

Con la obra varias casas y construcciones fueron derruidas y otras quedaron al filo del abismo, por lo que la empresa responsable debió realizar muros de contención y en algunos tramos están sin concluir.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS