Atribuyen alza de violencia en Sinaloa a extradición de “El Chapo”

El estado registró 234 homicidios violentos en los dos primeros meses del año; la violencia se ha concentrado en Mazatlán, Culiacán y Navolato
Genaro Robles Casillas, secretario de Seguridad Pública de Sinaloa, compareció ante diputados en el Congreso estatal. (Foto: Javier Cabrera Martínez / EL UNIVERSAL)
09/03/2017
00:37
Javier Cabrera Martínez / Corresponsal
Culiacán, Sin.
-A +A

La extradición de Joaquín “El Chapo” Guzmán a Estados Unidos contribuyó a nuevos brotes de violencia en Sinaloa, donde los homicidios violentos en los dos primeros meses del año han alcanzado 234 casos, señalaron autoridades del estado.

En su comparecencia ante los diputados de la Comisión de Seguridad Pública del Congreso local, el procurador de Justicia, Marco Antonio Higuera Gómez, y el titular de la SSP de la entidad, Genaro Robles Casillas, disertaron sobre los principales factores del incremento en los delitos de alto impacto.

Los dos establecieron que durante el primer bimestre del año se observó un aumento en la incidencia delictiva con relación al mismo periodo del 2016, por lo que se han rediseñado las estrategias y se ha implementado un programa de capacitación y adiestramiento de policías.

El procurador Higuera Gómez hizo ver que el fenómeno de la violencia se focalizó a principios de año en Mazatlán, donde se tuvo el mayor número de homicidios dolosos.

En febrero, la violencia se centró en Culiacán y en el municipio de Navolato, donde se aprecia una disputa violenta entre dos grupos delictivos por el control del narcomenudeo.

Higuera Gómez apuntó que los enfrentamientos se concentraron en la sindicatura de Villa Juárez, Navolato, donde sólo en un mes se tuvo 12 asesinatos, cuando en años anteriores la cifra anual de homicidios dolosos en ese punto fue de máximo 4 casos.

A su juicio, por las características que se observan en el municipio de Navolato, éste debe ser clasificado dentro de los 50 municipios más violentos del país, como sucedió con Culiacán y Mazatlán, donde se cuenta con Bases de Operación Mixta, integradas por fuerzas federales y estatales.

En su intervención, el secretario de Seguridad Pública, Genaro Robles Casillas, externó que se tiene un déficit de casi 3 mil policías, se carece de patrullas y la mayoría de las cámaras de videovigilancia instaladas en Culiacán se encuentran fuera de servicio.

Subrayó que ante esta situación, se gestiona con el gobierno federal la donación de 80 vehículos para habilitarlos como patrullas y se proyecta la adquisición de tres drones y dos helicópteros para tener una vigilancia más efectiva.

En presencia de los diputados, explicó que se atiende la situación con una fuerza de 5 mil 800 policías en todo el estado, por lo que éstos son enviados en grupos a capacitarse y adiestrarse en un campo militar en el estado de Tlaxcala.

Sobre los brotes de violencia que desde hace un mes se han tenido en la sindicatura de Villa Juárez, Navolato, explicó que se inició la instalación de la primera base de la Policía Estatal Preventiva con respaldo de las fuerzas federales.

Asimismo, dio a conocer que en los dos primeros meses del año se registraron 234 homicidios dolosos, en su mayoría en los municipios de Culiacán, Mazatlán y Navolato, contra 197 que se tuvieron en el mismo lapso en 2016.

INFORMACIÓN RELACIONADA

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS