Congreso de NL rechaza cuentas públicas de Medina y “El Bronco”

Ambas corresponden al 2015; incluyen los primeros nueve meses del ex gobernador, Rodrigo Medina y los primeros tres meses de Jaime Rodríguez Calderón
08/03/2017
20:30
David Carrizales / Corresponsal
Monterrey, NL.
-A +A

El Congreso de Nuevo León rechazó por unanimidad las cuentas públicas del gobierno del estado, correspondientes a 2015, que incluyen los primeros nueve meses del ex gobernador, Rodrigo Medina de la Cruz, y los primeros tres meses del gobierno independiente de Jaime Rodríguez Calderón.

En el dictamen presentado por la Comisión de Hacienda del Estado, se destacó que durante la gestión de Medina de la Cruz, fueron detectadas irregularidades financieras y administrativas por más diez mil millones de pesos, mientras en el periodo revisado a Rodríguez Calderón, se mencionó la adquisición de 200 mil cobijas al triple de su valor.

Durante la sesión fueron rechazadas además las cuentas públicas de organismos como Servicios de Agua y Drenaje, el Instituto para la Seguridad y Servicios Sociales para los Trabajadores del Estado de Nuevo León (Isssteleón), el fideicomiso del Parque Fundidora, y la Red Estatal de Autopistas.

Se prevé que también sean rechazadas las cuentas de la ex alcaldesa panista de Monterrey, Margarita Arellanes Cervantes, por haber contratado por 7.5 millones de pesos un despacho de abogados que le ayudaría a enfrentar problemas legales, en caso de que fueran detectadas irregularidades financieras en su gestión, hecho que además la llevó a enfrentar desde hace meses una denuncia penal ante la fiscalía anticorrupción.

El coordinador de la diputación local del PAN, Arturo Salinas Garza, afirmó que el rechazo de las cuentas de Medina y El Bronco, y las de Margarita Arellanes, “es una prueba de que no somos tapadera de nadie, reprobamos cuentas del PAN, PRI, independientes, Nueva Alianza”, y no así procederán con cualquier servidor público que haya cometido un ilícito.

Agregó que la cuenta de Jaime Rodríguez en los tres meses que tuvo de gestión en 2015, la carga más grande de su gobierno fue el escándalo de las cobijas, un caso en el que no solamente solaparon a través de su Contralora (Nora Cantú), sino que además pidieron que la información fuera reservada.

Señaló que se instruyó a la Auditoría Superior del Estado para que presente la denuncia penal correspondiente y se hagan las averiguaciones pertinentes.

Salinas aseguró que la actual Legislatura por primera vez estará al día en el análisis de los expedientes de las cuentas públicas del gobierno del estado, organismos descentralizados, fideicomisos y municipios, sino que una vez que les lleguen los informes financieros de 2016, los van a analizar con un nuevo marco legal, que implicará nuevas facultades a la auditoría superior que la dotarán de “más dientes”.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS