Oaxaca niega medidas especiales de seguridad para poblado de los Chimalapas

El secretario general oaxaqueño, Alejandro Avilés, mencionó que no pondrá en riesgo la seguridad de los policías; los habitantes manifestaron que reciben amenazas de muerte por el grupo llamado "Ejército Chamula"
05/03/2017
21:33
Alberto López Morales / Corresponsal
Juchitán, Oax.
-A +A

El gobierno de Oaxaca negó proporcionar medidas de seguridad para proteger a los habitantes del poblado San Andrés, de Santa María Chimalapa, que desde el 24 de febrero volvieron a sufrir las amenazas de muerte del llamado "Ejército Chamula".

Los representantes del Comité Nacional para la Defensa de los Chimalapas, Luis Bustamante y Migue Ángel García, informaron que después del ataque que sufrieron nueve habitantes del Nuevo San Andrés, pidieron al gobierno de Oaxaca que protegiera con policías estatales a la población.

“Al mediodía de este domingo nos informaron que el gobierno de Oaxaca se negó garantizar la seguridad de los pobladores de Nuevo San Andrés, como lo solicitó la Defensoría de los Derechos Humanos del Pueblo de Oaxaca (DDHPO)”.

“Nos dijeron que el secretario general oaxaqueño, Alejandro Avilés, se negó a emitir las medidas cautelares para no poner en riesgo la seguridad de los policías oaxaqueños”, dijo el representante del Comité Nacional de Chimalapas, Miguel Ángel García Aguirre.

El pasado viernes 24 de febrero, un grupo de nueve comuneros chimalapas fue atacado a balazos, machetes y golpes luego que regresaban de realizar sus compras en Cintalapa, Chiapas.

En el ataque, una persona identificada como Abner Ruiz García recibió golpes de machete en el brazo derecho. Fue hospitalizado en una clínica de la capital chiapaneca; Lorenzo Gómez y José Ignacio Díaz fueron golpeados y abandonados en el monte.

Frente a esos hechos, el titular de la DDHPO solicitó al secretario general del gobierno de Oaxaca, Alejandro Avilés y al titular de la Secretaría de Seguridad Pública de Oaxaca, José Raymundo Tuñón Jáuregui, que enviaran policías a la zona para resguardar la zona del conflicto.

Ante las amenazas del llamado "Ejército Chamula”, que tiene su centro de operaciones en Cintalapa, Chiapas, de acuerdo con la denuncia de los pobladores de San Andrés, la comunidad de Chimalapa prepara su defensa.

“Podrán entrar a Nuevo San Andrés, pero del pueblo no saldrán vivos”, dijo el agente municipal, cuyo hijo Abner aún sigue hospitalizado en Tuxtla Gutiérrez, la capital chiapaneca, luego de que casi le cortan el brazo derecho a machetazos la tarde del viernes 24 de febrero.

El Comité para la Defensa de los Chimalapas prepara además para el fin de semana entrante, una caravana de observación, con el propósito de solidarse con los pobladores de Nuevo San Andrés que pertenece a Santa María Chimalapas.

cev

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

Comentarios