Pobladores de Balastrera viven pánico tras explosión en ducto

La tubería de Pemex ubicada en la zona montañosa del estado de Veracruz se encuentra dentro del municipio de Nogales. En 2003, en esa localidad explotó un ducto que dejó varios muertos y heridos. (PATRICIA MORALES. EL UNIVERSAL)
28/03/2017
01:25
Edgar Ávila / Corresponsal
Veracruz
-A +A

Una persona resultó con quemaduras de segundo y tercer grado durante la explosión e incendio de un ducto de Petróleos Mexicanos (Pemex) ubicado en la zona montañosa central de Veracruz.

El estallido ocurrió, presuntamente, como consecuencia de una toma clandestina y el hombre —quien al parecer participaba en esa actividad— presentó heridas en 90% de su cuerpo.

El accidente tuvo lugar en la congregación Balastrera, del municipio de Nogales, donde se generó pánico entre habitantes de poblados cercanos, pues en 2003 un ducto estalló dejando ocho muertos y 70 heridos.

La explosión se registró a la altura del kilómetro 250 de la carretera Veracruz-México, tramo Maltrata-Ciudad Mendoza, por lo que la circulación se cerró en ambos sentidos.

Horas después, personal de Pemex sofocó el incendio provocado por una toma clandestina en el poliducto Minatitlán-México.

La empresa activó un plan de emergencia para garantizar la seguridad de la población y de forma inmediata suspendió la presión del poliducto afectado.

 

Eliminan toma. Se informó que en el lugar, personal especializado ya realiza las actividades necesarias para la eliminación de esa toma clandestina. Durante los trabajos, se contó con el apoyo de la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena), y Protección Civil de Ciudad Mendoza.

Pemex anuncio que presentará la denuncia correspondiente ante el Ministerio Público, para que se efectúen las investigaciones y deslindar responsabilidades.

En Veracruz, durante los últimos dos años (2015 y 2016), se han presentado un total de 197 denuncias por robo de hidrocarburos ante la Procuraduría General de la República (PGR).

Documentos de la Subprocuraduría de Control, Regional, Procedimientos Penales y Amparo (SCRPPA) y de la Subprocuraduría Especializada en Investigación de Delincuencia Organizada (SEIDO) dan cuenta del número exacto de denuncias penales.

Las querellas han sido presentadas por los representantes legales de Pemex, pero también por las policías Federal, Estatal, Municipales, Ministeriales y por las secretarías de la Defensa Nacional y de la Marina-Armada de México.

Durante 2015 se tuvo un registro de 82 denuncias penales por robo de combustible; mientras que para el 2016 la cifra alcanzó a las 112; y hay un apartado especial con tres carpetas de investigación.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS