"Motín o protesta son sinónimos", dice Aldo Fasci tras disturbios en Cadereyta

Aldo Fasci, vocero de seguridad en NL, rechazó que haya pretendido minimizar los hechos violentos que ocurrieron en el penal de Cadereyta. Además, reiteró que sólo son 7 los lesionados tras motín
Foto: Archivo / EL UNIVERSAL
28/03/2017
16:46
David Carrizales / Corresponsal
Monterrey, NL
-A +A

El vocero de seguridad del Gobierno de Nuevo León, Aldo Fasci Zuazua, rechazó que haya pretendido minimizar los hechos violentos que ocurrieron en el penal de Cadereyta el lunes por la tarde, al haber asegurado que se trató de una protesta y no de una riña o un motín. Expuso que motín o protesta son sinónimos, y sería como decir privación de la vida en lugar de homicidio.

Por otro lado, reiteró que fueron siete las personas lesionadas durante los disturbios, de las cuales dos resultaron afectadas por hechos distintos dentro del mismo reclusorio.

Consideró que después de ser atendidos en un hospital, este mismo día los internos que resultaron heridos deberán regresar al centro de readaptación social.

En rueda de prensa, Fasci declaró que la situación ya está en orden, controlada y estable. “Aunque no era día de visita se permitió el ingreso a sus familiares, para que ellos se den cuenta de la situación que impera dentro, y sigue Derechos Humanos apoyando”.

Agregó que también se están haciendo las cuentas de los daños ocasionados durante la reyerta, que no son cuantiosos. El asesor del gobierno estatal reiteró que la violencia ocurrió por una protesta en contra de las revisiones que se realizan durante las visitas, que han permitido una serie

de decomisos, lo cual derivó en la detención de cuatro mujeres que escondían estupefacientes en sus cavidades.

Puntualizó que “ya se llegó a un diálogo –con los internos-, pero la intención es continuar, no se puede dejar de hacer las revisiones a quienes visitan los centros penitenciarios,  porque es una obligación de ley.

Fasci Zuazua declaró que no hay legitimidad en señalamientos que se atribuyen a presuntos elementos de Fuerza Civil a través de un video, donde se cuestiona que se haya “negociado” con los reos. “No hay legitimidad, yo fui testigo de lo que sucedió, no nada más soy el comunicador, yo estuve ahí. No es lo mismo un diálogo para pacificar que una negociación, una negociación es a cambio de algo y aquí era simplemente pacificar los ánimos y es lo menos que debe hacer una autoridad, poner en orden las cosas y que la situación siga su curso”.

También debemos entender que los internos son gente que además de peligrosa están encerrados y cualquier persona encerrada está molesta, dijo Fasci, para justificar que se haya dialogado con los reclusos, “pero quien tiene que imponer el orden y el respeto es la autoridad, no hay otra opción”, asentó.

Por otro lado afirmó que en los tres centros penitenciarios de Cadereyta, Apodaca y Topo Chico, se está trabajando para incrementar el número de custodios o celadores, pero es algo distinto al despliegue temporal que se realizó el lunes.

“Ayer sí hubo muchos porque queríamos evitar una tragedia lo cual se logró, claro fue una labor de horas”, que implicó además explicarle a la comunidad y a los familiares, que mientras no estuviera controlada estuviera la situación y no se pudiera  tener ingreso a todos los rincones del penal, no se podía hacer un recuento.

El vocero de seguridad afirmó que ya tienen identificados a los agresores, pues si bien fueron 600 los que participaron en la protesta, otro tema son los que participaron y tiraron piedras, eso se está investigando. Dijo que no hay indagatoria contra autoridades del penal porque hicieron su trabajo al realizar las revisiones que llevaron al decomiso de drogas.

Cuestionado si no hubo intención de minimizar los hechos violentos, al llamarle protesta a lo que ocurrió el lunes, expuso que no, porque “(protesta) es sinónimo motín, y es como llamar homicidio a la privación de la vida”.

A la pregunta de si no son ya muchos y frecuentes los hechos violentos que ocurren en los penales del estado, Fasci reconoció que sí. “Estamos en alerta, no es una situación anormal, no es algo que nos tenga contentos”.

Pero afirmó que no puede decir lo que están haciendo para corregir la situación porque habría fuga de información. “Tenemos mu y claro todos los riesgos y se está actuando con inteligencia y con apoyo de las autoridades federales”, señaló.

Respecto al hecho de que varios internos subieron a los techos y mostraron una manta donde cuestionaban que se estén llevando al penal de Apodaca a internos del Topo Chico y Apodaca –a raíz de los problemas existentes en ellos-, expresó Fasci, “lo de la manta fue aprovechando la protesta”.

Agregó que día a día  ingresan a los penales, líderes de la delincuencia que son detenidos en la calle y adentro de los penales están ex líderes de cada célula delictiva, y cuando llega uno hay conflicto de quién es líder de esa célula, no dentro del penal, sino quien es el jefe de dichos grupos, y siempre hay ese conflicto.

cfe

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS