Gastan 1 mdp en luces para Semana Santa

INAH y ayuntamiento se enfrentan por afectación a imagen del Centro Histórico
19/03/2017
01:18
Isela Hinojoza - Clínica de Periodismo
-A +A

[email protected]

La colocación de 51 postes con luces led para marcar la ruta de la “Procesión del Silencio”, en el Centro Histórico de la capital de San Luis Potosí, afectó la imagen del primer cuadro de esa ciudad, puesto que su diseño y ubicación dañan el estilo arquitectónico del espacio considerado patrimonio histórico.

Así lo consideró el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) del estado, organismo que emitió una orden dirigida al ayuntamiento para retirar las luces una vez concluidas las actividades de Semana Santa.

Como defensa, el ayuntamiento señaló que el objetivo de los postes es alumbrar el trayecto de una actividad religiosa que se realiza cada año como parte de las celebraciones de la Semana Santa y afirmó que su instalación desde un mes antes fue para comprobar gastos, porque se colocaron con recursos de carácter federal tomados del monto destinado para la remodelación del Centro Histórico.

De acuerdo con medios locales, la directora de Turismo y Cultura del ayuntamiento, Patricia Véliz, ha declarado que los postes también brindan información digitalizada sobre la historia y la ruta de la procesión, que se brindará en español y otros idiomas para los turistas ; por ello, según la funcionaria, su colocación no afecta la arquitectura del Centro Histórico; no obstante, reconoció que hay gente que no tiene idea sobre el objetivo de los postes.

En entrevista para EL UNIVERSAL, Juan Carlos Machinena, delegado del INAH en San Luis Potosí, informó que la orden emitida por el instituto está basada en criterios de carácter técnico y constitucional.

El carácter técnico se comprobará una vez culminadas las actividades de Semana Santa, cuando se valorará si realmente las luces cumplieron el objetivo esperado. Por la parte constitucional, se tomó en cuenta que la “Procesión del Silencio” se trata de una práctica exclusiva de la religión católica, y se consideró no faltar a la reforma del artículo 24 de la Constitución Federal referente a la libertad de culto o religión, explicó Machinena.

Segun el delegado, las luces pudieron significar una inversión mayor a 1 millón de pesos, pero destacó que fueron colocadas con un procedimiento técnico que permite que sean removidas con facilidad.

Por ello, será el INAH quien se encargue de supervisar que el nuevo alumbrado sea de un estilo acorde a la arquitectura del Centro Histórico, y que todas las obras se realicen conforme a los lineamientos de protección de patrimonios históricos y culturales.

 

Las obras de remodelación han tenido una inversión que supera los 247 millones de pesos por parte del gobierno federal. El Centro Histórico de la capital de San Luis es considerado como el tercero más grande del país, después de la Ciudad de México y el de Puebla. Se encuentra catalogado en el Decreto Presidencial del estado desde 1990, junto con el de Real de Catorce.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS