Quitan a normalistas unidades retenidas

Policía Vial y Estatal actúa a petición de comerciantes; normalistas exigen 1, 300 plazas docentes sin ser evaluados
Choferes denunciaron que durante la noche del jueves y madrugada de ayer, las unidades fueron saqueadas por los jóvenes (EDWIN HERNÁNDEZ. EL UNIVERSAL)
11/03/2017
01:49
Ismael García / Corresponsal
Oaxaca.—
-A +A

[email protected]

En un operativo sorpresa que impidió una reacción inmediata de los egresados de las escuelas normales del estado, integrantes de la Policía Vial y la Policía Estatal recuperaron al menos nueve vehículos retenidos en el Zócalo y calles aledañas de la capital.

Desde la noche del miércoles, quienes exigen una plaza de docente —sin aplicar el examen de evaluación— instalaron tiendas de campaña para pernoctar en las laterales y enfrente del Palacio de Gobierno, a fin de intensificar sus presiones.

Durante el jueves y la mañana de ayer, los inconformes retuvieron en total nueve unidades de motor de empresas de distribución de refrescos, cerveza, frituras, lecha y pastelillos, entre otros, y los mantuvieron en la plancha del Zócalo.

Los integrantes de la Coordinadora Estudiantil Normalista del Estado de Oaxaca pretendían apoderarse de los artículos alimenticios; algunos choferes denunciaron que durante la noche y madrugada, las unidades fueron saqueadas. Alrededor de las 10:00 horas, policías ingresaron al Zócalo con equipo antimotines, pero sin utilizar la fuerza pública, para recuperar los vehículos y dar cobertura al retiro por parte de los propietarios o conductores. Al menos una hora duraron las acciones en el Centro Histórico; los futuros profesores se limitaron a gritar consignas de represión.

Por su parte, el supervisor de la Secretaría de Seguridad Pública de Oaxaca, Vicencio Cruz Morgan, informó que la presencia policiaca fue a petición de las empresas comerciales como de los restauranteros y hoteleros de la zona.

Unos 100 policías, algunos con pistolas y cartuchos de gas lacrimógeno, cubrieron el retiro de todas las unidades de motor, mientras los egresados de las 11 escuelas normales del estado se limitaron a gritar consignas y a considerar el acto como una represión.

Desde la noche del miércoles, los aspirantes a profesores instalaron campamentos en las calles de Bustamante y Flores Magón, así como en el corredor exterior y frente al Palacio de Gobierno, para demandar una plaza de docente para al menos mil 300 egresados de dos generaciones. El director del Instituto Estatal de Educación Pública de Oaxaca (IEEPO), Germán Cervantes Ayala, ha guardado silencio acerca de la demanda de los aspirantes a una plaza, que tienen el apoyo de la Sección 22 del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE).

Desde diciembre pasado, la institución difundió que los días 16 y 17 de ese mes, 916 normalistas y otros profesionistas presentaron en la Ciudad de México el examen de evaluación que exige la Ley de Servicio Profesional Docente.

De esa cifra, 713 lograron calificaciones idóneas y son quienes obtendrían un puesto de docente, aunque con contratos de tres y seis meses y no de manera definitiva. Sin embargo, los sustentantes hasta el momento tampoco han podido concluir sus trámites.

En tanto, el resto de los egresados de escuelas normales mantienen sus movilizaciones desde el último trimestre del año pasado, en la exigencia de un puesto de docente por las vías tradicionales antiguas: por herencia de una plaza o asignación directa del comité ejecutivo del magisterio.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS