Lozano, piedrita en el zapato de Tony Gali

Kiosko
En la foto: Javier Lozano Alarcón, senador con licencia (ARCHIVO EL UNIVERSAL)
10/03/2017
01:56
Corresponsales EL UNIVERSAL
-A +A

Lozano, piedrita en el zapato de Tony Gali

Más de una ceja está levantada en el equipo cercano del mandatario panista de Puebla, José Antonio Gali, y muchas voces comienzan a decirle que es tiempo de alejar de tareas delicadas al senador con licencia Javier Lozano Alarcón, jefe de la Oficina del Gobernador, ya que, nos dicen, el ex priísta un día se pelea con uno y al siguiente escoge a un nuevo enemigo. Aún no salía del encontronazo que protagonizó con el alcalde de San Pedro Cholula, José Juan Espinosa (MC), por la privatización del agua, cuando ya se peleaba con el diputado federal independiente Manuel Clouthier por una iniciativa de una senadora panista que propone licenciatura obligatoria para ser diputado. Aunque el comportamiento de Lozano Alarcón no es nuevo, nos comentan, sus colegas esperaban de él mayor diplomacia al ser parte del primer círculo de don Antonio, y como “autocontrol” no es la palabra preferida del funcionario, ya hay quienes piden que se le oculte de la arena pública antes de que sus enemistades afecten a su jefe.

 

Edil perredista, ¿enamorado de Morena?

El alcalde de Cortazar, Guanajuato, y ex dirigente estatal del PRD, Hugo Estefanía Monroy, ha mostrado abierta simpatía hacia Andrés Manuel López Obrador y ha admitido estar en pláticas con el tabasqueño y con la dirigencia local de Morena para consolidar la fuerza de la izquierda en la entidad. Sin embargo, nos comentan, la verdad detrás de tan cordial trato es que don Hugo no descarta dejar el PRD y emigrar a ese partido para contender por la gubernatura en 2018. De hecho, con el flirteo del perredista con Morena, y apoyado por su esposa, la diputada María Torres Novoa (PRD), se refleja un reacomodo entre consejeros y militantes del sol azteca. ¿Habrá también desbandada en Guanajuato?

 

En Nuevo León, procurador de corto plazo

A diferencia del escándalo de nepotismo que obligó a Roberto Flores a salir por la puerta trasera de la Procuraduría de Nuevo León, el nuevo titular, Bernardo González Garza, fue recibido con los brazos abiertos. Nos comentan que no sólo fue avalado de manera unánime por el Congreso local, sino que con su nombramiento el gobernador Jaime Rodríguez, El Bronco, busca congraciarse ni más ni menos que con Miguel Ángel Mancera, pues, nos comentan, el ahora procurador es amigo personal del Jefe de Gobierno de la Ciudad de México y hasta fueron compañeros de estudios en España. El inconveniente, nos comparten, es que el gusto a don Bernardo le durará sólo 120 días pues el Congreso ayer aprobó la creación del Sistema Estatal Anticorrupción, donde en lugar de procurador habrá un fiscal general que ya no será elegido por el gobernador. Al parecer, cuando no te toca, ni aunque te pongan.

 

Edil, loco por las deudas heredadas

Jesús Valdés Palazuelos, edil priísta de Culiacán, ya no sabe qué hacer con la sequía financiera de su ciudad, pues le heredaron una deuda de mil 480 millones de pesos. Su desesperación es tanta, nos platican, que su equipo le vendió la brillante idea de cobrar el predial a través del recibo de agua potable, ya que ciudadanos morosos adeudan un total de cinco mil millones de pesos. Lo malo, nos señalan, es que la medida restringía el derecho al suministro del líquido, lo cual resulta inconstitucional, por lo que el edil tuvo que dar marchar atrás, y ya busca otras formas de hacerse de dinerito.

TAGS

Mantente al día con el boletín de El Universal

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS