Turistas de la CDMX denuncian abusos por parte de policías en Cuernavaca

Una joven de 25 años de edad, relató que a ella y a uno de sus primos de 40 años de edad, los subieron por la fuerza a una patrulla sin haber cometido ninguna infracción y además los oficiales amagaron con llevarse a un bebé que viajaba con ellos
Foto: Tomada de video
01/03/2017
13:46
Justino Miranda / Corresponsal
Cuernavaca, Morelos
-A +A

"¿Por qué tanta violencia contra los turistas? ya no quiero regresar a Cuernavaca", dijo una turista de la Ciudad de México al denunciar un presunto abuso policiaco y sexual sufrido la tarde de ayer en el centro de Cuernavaca. Este es el segundo abuso de autoridad cometido en menos de una semana.

 

Jessica, una joven de 25 años de edad, relató que el fin de semana ella y otros cuatro familiares arribaron a la ciudad de eterna primavera a festejar el cumpleaños de una sobrina.

"Salimos del hotel para comer, compramos unas cervezas y las traíamos en el carro. Ibamos circulando por el centro histórico cuando una oficial nos hizo señas de que nos paráramos; lo hicimos a pesar de no haber cometido ninguna infracción", relató la afectada.

 

A su decir, la oficial que iba a bordo de la unidad 035, les exigió de manera violenta bajar del automotor pero al negarse solicitó refuerzos y en cuestión de minutos los turistas se vieron rodeados por policías, quienes incluso, dijo, amagaron con llevarse a un bebé que iba a bordo.

Juan Rodrigo Montelongo Guilbert, de 40 años, primo de Jessica, bajó del auto para hablar con la oficial, quien le advirtió que sería remitido; los familiares empezaron a videograbar con sus celulares pero éstos, acusó Jessica, les fueron arrebatados por los policías.

"Me bajé del vehículo para que la gente que estaba grabando con sus celulares en la calle tomara registro de mi cara, para que mis padres tuvieran la certeza de que era yo", expresó entre lágrimas; "creí que nos iban a desaparecer", dijo.

La joven madre y el bebé fueron bajados del vehículo y dejados en la calle, mientras Juan Rodrigo y Jessica, fueron subidos por la fuerza a la patrulla y llevados a las instalaciones de la Secretaría de Seguridad Pública municipal, ubicada en la entrada norte de Cuernavaca.

"La oficial me pellizcó los pezones y me manoseó horrible... no nos dijeron a dónde nos llevaban... Nos metieron en un edificio donde nos revisó una doctora, estaba escribiendo el certificado cuando entró un oficial para pedirle que saliera a atender a una persona. Sólo escuché cómo alguien contaba uno, dos, tres, cuatro, pensé que era mi primo", relató abrumada.

Los resultados fueron normales, aseguró Jessica; sin embargo, un oficial le exigió a la médico que los cambiara, no pusiera la causa de la detención ni la hora.

 

Jessica expuso que desde donde estaba podía ver a Juan Rodrigo aún en la patrulla 035. "Salí del consultorio y entonces vi a un hombre muerto, estaba tirado en el pasillo con los ojos abiertos".

 

El hombre muerto en las instalaciones de la SSC habría sido Erwin Itzel Altamirano Delgado, de 28 años, quien perdió la vida presuntamente a consecuencia de otro abuso policiaco al oponerse a su detención.

Luego la llevaron al sector del Adolfo López Mateos hasta donde llegó su padre, Pedro Ruiz Guilbert, proveniente del estado de México, quien detalló que pagó una fianza para que su hija quedara en libertad a quien le levantaron cargos por alteración del orden público e ingerir bebidas alcohólicas en lugar prohibido.

 

Rosa María Guilbert, madre de Juan Rodrigo, detalló que su nieta le llamó por teléfono para explicarle la situación. "Vengo desde la Ciudad de México, vine por mi nieta y mi bisnieto, quienes se quedaron en la calle por más de dos horas porque ahí los dejó la policía", acusó.

 

"Los policías tomaron la cartera de Juan Rodrigo, extrajeron el dinero, abrieron las cervezas y las vaciaron dentro del coche", aseguró la nieta.

 

Por varias horas, la madre de Juan Rodrigo ignoró su paradero, hasta que fue localizado en las instalaciones de la SSC.

"No quiero volver a Cuernavaca nunca, a mí me gustaba mucho, pero estoy aterrada, creí que nos iban a desaparecer ", finalizó Jessica.    

 

Este es el segundo abuso policiaco registrado en la entidad en contra de turistas en menos de una semana.

 

El miércoles pasado, a través de redes sociales fue difundido un video en el que turistas del estado de Querétaro tomaron registro en video a través de un celular de un caso similar en el municipio de Jiutepec.

En el video se ve a un oficial de la Policía Morelos, cerca de quien de manera violenta y con palabras altisonantes los amenaza y obliga a que se bajen del vehículo sin decirles cuál fue la causa de la detención. Dos oficiales fueron dados de bajo luego de conocerse el hecho. 

cfe

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS