Se encuentra usted aquí

Fiesta patronal deja 57 lesionados

Detonación de petardos con marros les causa quemaduras; entre los heridos en San Juan de la Vega hay varios niños
La Secretaría de Seguridad Ciudadana informó que, además de los lesionados, este año fueron detenidas 20 personas y decomisados 70 kilogramos de petardos que presuntamente se emplearían en la fiesta de San Juanito (CORTESÍA PARAMÉDICOS)
01/03/2017
01:17
Xóchitl Álvarez / Corresponsal
Celaya
-A +A
Video

Fiesta patronal deja 57 lesionados

Detonación de petardos con marros les causa quemaduras; entre los heridos en San Juan de la Vega hay varios niños

 

La tradicional festividad de San Juanito, en la comunidad de San Juan de la Vega, en Guanajuato, dejó 57 personas lesionadas por la detonación de petardos con marros, cinco de ellas con quemaduras graves.

La festividad religiosa de San Juan, patrono del pueblo, que en esta ocasión coincidió con la celebración del carnaval, congregó a 10 mil personas, aproximadamente, informó el director de Protección Civil del municipio, Iram Álvarez de la Rosa.

El evento comenzó a las 8:40 horas en el perímetro del campo deportivo de San Antonio Gallardo, y concluyó cerca de las 15:30 horas.

Como saldo de la celebración, tres personas fueron canalizadas al centro de salud comunitario, y dos más al Hospital General de Celaya, en tanto que 52 participantes recibieron apoyo de paramédicos en ocho ambulancias situadas en la zona.

Los heridos presentaban contusiones y quemaduras de diverso grado en el rostro y extremidades. Entre los lesionados se encontraban varios menores de edad, así como espectadores de los festejos.

En la víspera de la fiesta patronal, el centro de salud fue abastecido con material suficiente para la atención de quemados, debido a la peligrosidad que implican los estallidos.

 

Iram Álvarez de la Rosa explicó que es una festividad arriesgada por el componente de los petardos y el uso de marros grandes para detonarlos.

La Tronadora, como se conoce a dicha práctica, se lleva a cabo desde el siglo XVIII y forma parte de las actividades religiosas en honor al santo patrono del pueblo.

Los festejos también incluyen la realización de una procesión solemne con una imagen religiosa a cuestas, música de viento y danzantes. En esta ocasión hubo bailarines y objetos alusivos al carnaval.

Iram Álvarez explicó que la activación de petardos simula una batalla ocurrida en esta localidad hace muchos años, y que está arraigada en las costumbres de los habitantes, pese al riesgo que representa.

Los pobladores se han resistido desde hace décadas al llamado de las autoridades a suspender el uso de explosivos, que año con año deja víctimas; se han resistido y se han opuesto por ser esta costumbre parte fundamental de los rituales religiosos.

En 2016, la cifra de lesionados en la celebración fue semejante a la de este martes, dijo Álvarez de la Rosa.

 

Para la protección del evento, en esta ocasión se asignaron 38 unidades de seguridad, ocho ambulancias, 22 motociclistas, una unidad de ataque rápido y ocho caballos.

En total participaron 272 elementos de las Fuerzas de Seguridad del Estado, Policía municipal, vialidad, bomberos, Cruz Roja, Sistema de Urgencias del Estado de Guanajuato.

 

La práctica, conocida como martillos explosivos o truenos, consiste en elaborar explosivos artesanales, los cuales se colocan en un marro para posteriormente sujetarlos con cinta y luego activarlos con golpes contra piedras o planchas de hierro, provocando una ensordecedora explosión. Una vez encendida la pirotecnia, los participantes corren entre la humareda ante la vista de los visitantes.

 

La comunidad de San Juan de la Vega fue fundada en 1558, en un martes de carnaval. Desde esa época se venera al patrono San Juan Bautista, cuya imagen es resguardada por religiosos franciscanos. San Juanito es recordado como un rebelde que robaba a los hacendados ricos para ayudar a los pobres y falleció en un ataque de tropas virreinales.

 

 

La Secretaría de Seguridad Ciudadana señaló que este año 20 personas fueron arrestadas, principalmente por ingerir bebidas embriagantes en la vía pública y alterar el orden.

Además, la dependencia informó que se decomisaron aproximadamente 70 kilogramos de petardos y objetos de metal, que presuntamente se emplearían en el festejo.

 

 

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS