Empresa holandesa construye mega rueda de la fortuna en Cancún

La estructura medirá 60 metros de altura y es una réplica de las ruedas de la fortuna que se instalaron exitosamente en ciudades como París, Londres y Chicago
Foto: Cortesía de Dutch Wheels International
09/02/2017
09:11
Adriana Varillas / corresponsal
Cancún, QRoo.
-A +A

Una empresa holandesa construye una rueda de la fortuna de 60 metros de altura como nuevo atractivo turístico en el punto más conflictivo de la zona turística de Cancún, con el agravante de que autoridades locales y federales no han exhibido los permisos de la obra.

La polémica estructura, a cargo de la compañía “Dutch Wheels International”, costará 200 millones de pesos y es una réplica de las ruedas de la fortuna que se instalaron exitosamente en ciudades como París, Londres y Chicago.

Aquí, la altura de la rueda permitirá a residentes y a vacacionistas una vista “espectacular” hacia el Mar Caribe y el Sistema Lagunar Nichupté, de acuerdo con la empresa holandesa, la primera en romper el silencio en torno al proyecto.

El financiamiento de este nuevo atractivo es una coinversión mexicana-holandesa.

Hasta el momento sólo la compañía extranjera ha salido públicamente a responsabilizarse por el proyecto. La identidad de la empresa nacional se desconoce, lo mismo que la existencia de permisos locales y federales.

Compuesta por 42 góndolas cerradas y climatizadas, con capacidad para ocho personas, la “Gran Rueda de la Fortuna” ha comenzado a generar las primeras inquietudes entre sectores de la sociedad cancunense, debido a que su instalación podría complicar los problemas de imagen urbana de Punta Cancún, el tránsito vial y representar un riesgo, ya que este tipo de estructuras no son recomendables en zona de huracanes.

El tema sentará hoy a integrantes del Comité de Imagen Urbana de Cancún (Cimuc), integrado por empresarios y autoridades municipales.

El proyecto se desarrolla en un terreno que funcionó como estacionamiento en el pasado, ubicado en la plaza comercial “Coral Negro”, en el corazón de la zona hotelera.

De acuerdo con la empresa, las medidas de seguridad están garantizadas, porque la estructura cuenta con la certificación Tüv Rheinland, “la más alta en la materia”.

En contraste, la presidenta del Grupo Ecologista del Mayab (GEMA), Aracely Domínguez, declaró que la instalación temporal de este tipo de atractivo es riesgosa, pero contemplar su permanencia definitiva “es impensable”.

“Es un riesgo muy grande. Es época de nortes y los vientos son muy fuertes. Es una zona de alto riesgo. Tiene muchos bemoles en cuanto a su construcción. Eso pensando en que es temporal, pero dejarla ahí de forma permanente, es impensable.

“Evidentemente es un riesgo si llega una tormenta o un huracán. Permanentemente no se puede quedar, eso es seguro”, expresó la ambientalista.

 

spb

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS