Identifican a víctima de presunto asesino serial de niñas

Se trata de niña de 11 años; restos fueron hallados junto con 4 cuerpos más en 2014
Filiberto “N” había confesado el homicidio de cuatro niñas y una joven entre 2010 y 2014. Sus cuerpos estaban en un lote baldío del municipio de Tamuín (ARCHIVO EL UNIVERSAL)
06/02/2017
01:21
Alba Calderón
-A +A

Al menos siete fragmentos humanos encontrados en 2014 en un lote baldío, en el municipio de Tamuín, de San Luis Potosí, fueron identificados con pruebas de ADN como Rosa María Hernández, una niña de 11 años que desapareció en 2010 y quien sería la primera víctima de Filiberto “N”, quien confesó haber asesinado a cuatro niñas y una mujer.

La Procuraduría General de Justicia del Estado (PGJE) notificó el pasado 1 de febrero a los familiares y abogados de la víctimas de los resultados realizados por un laboratorio externo.

“El resultado reafirma la culpabilidad de Filiberto “N” porque la confesión de Filiberto con la confirmación de las pruebas de ADN es verdadera”, aseguró Micheel Salas, abogada de las víctimas.

Aunque el sujeto denunció que fue víctima de tortura para declararse culpable, tras su confesión fueron localizados los cuerpos de cuatro niñas y una joven desaparecidas entre 2010 y 2014.

Filiberto “N” fue detenido tras la desaparición de Elionahe Chávez, la única mujer adulta. Sus familiares consiguieron un video en el que se observa a la joven que sale de su trabajo y se ve cómo Filiberto la sigue en una camioneta. Fue hasta su arresto que el hombre confesó los crímenes.

Siete años de búsqueda. Desde año 2010 la niña Rosa María se encontraba en calidad de desaparecida. La Procuraduria General de Justicia del Estado de San Luis Potosí no había hecho ninguna prueba para confirmar la identidad de los restos.

“Estos resultados son muy importantes para la familia, podrá darle sepultura y cerrar esa etapa de búsqueda que permanecía de 2010 a la fecha”, comentó Micheel Salas.

La averiguación previa del caso de Rosa María consta de sólo 26 hojas. De acuerdo con la procuraduría, en el expediente de la menor no había nada más qué investigar; su conclusión había sido que la niña escapó de su casa tras una discusión familiar.

Con los resultados positivos de ADN practicados a los restos de Rosa María se iniciará un expediente contra Filiberto “N” por el delito de homicidio; anteriormente su caso estaba en investigación y ella se mantenía en calidad de desaparecida.

También con este resultado se podrá vincular los otros cuatro casos y acreditar la responsabilidad del asesino confeso, aseguró la abogada.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS