Denuncian desaparición de 5 policías comunitarios en Aquila, Michoacán

Señala el alcalde de Aquila que de acuerdo a versiones de testigos, los policías fueron privados de su libertad por sujetos armados vestidos con uniformes de la Marina; la Semar negó categóricamente que elementos de la dependencia hayan participado en un acto delictivo
06/02/2017
17:51
Carlos Arrieta / Corresponsal
Michiacán
-A +A

El presidente municipal de Aquila, José Luís Arteaga Garibay, denunció ante la Procuraduría General de Justicia de Michoacán, la desaparición de cinco policías comunitarios, que de acuerdo con testigos -señala el alcalde en una tarjeta informativa- fueron privados de la libertad por sujetos armados que iban en dos camionetas y estaban vestidos con uniformes de la Marina.

En respuesta, la Secretaría de Marina-Armada de México negó categóricamente que elementos de la dependencia hayan participado en un acto delictivo.

“Esta Institución trabaja de manera coordinada con los tres niveles de gobierno, sin embargo, en estos últimos días no ha realizado operaciones en la zona mencionada”, señaló la Marina, a través de un comunicado emitido por la Décima Zona Naval.

En tanto, la Secretaría de Seguridad Pública del estado de Michoacán desplegó un dispositivo de búsqueda de los cinco elementos de la Policía Municipal que fueron reportados como desaparecido.

Los elementos realizan recorridos en la comunidad de Zapote de Tizupan y otras más de dicha demarcación para localizar a los uniformados.

El alcalde, en la denuncia que presentó su equipo jurídico, señala que los policías que presenciaron el plagio, observaron que la madrugada de ayer llegaron dos camionetas con camuflaje, con hombres vestidos de marinos, quiens habrían entregado a los secuestrados al crimen organizado.

En la tarjeta señaló: “No afirmamos ni certificamos que sean elementos y unidades de la Marina porque no estuvimos en el lugar, pero es la información que recabamos del resto de los compañeros de Seguridad Municipal".

Según ese reporte, posteriormente recibieron una llamada en la base de San Pedro, presuntamente de un sicario apodado "El tunco", de los Caballeros Templarios, quien dijo que liberarían a los comunitarios siempre y cuando dejarán sin vigilancia la base de Tizupan.

Por la tarde, recibieron una nueva llamada con la amenaza de matar a los policías si no entregaban las armas de dicha base.

 

 

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS