Comando irrumpe en comunidad de Sinaloa; autoridades, sin evidencias

Julio César Romanillo, subprocurador de Justicia del Estado, señaló que no se tienen evidencias de disparos en la sindicatura de Villa Juárez, en el municipio de Navolato, aunque sí de que un grupo de hombres armados penetró en dicha comunidad colocó una especie de barrera con varios autobuses de transporte de trabajadores del campo e incendió uno
21/02/2017
13:11
Javier Cabrera Martínez / Corresponsal
-A +A

Julio César Romanillo, subprocurador de Justicia del Estado, dijo que pese a los reportes de supuestos disparos frente al campo agrícola “Victoria”, a un costado de la carretera conocida como la 20, la cual entronca con el centro de Villa Juárez, no se tienen evidencias del hecho.

Dio a conocer que sólo se tienen datos, por las primeras indagaciones, de que un grupo muy grande de hombres armados a bordo de unidades, penetró a dicha comunidad, colocó una especie de barrera con varios autobuses de transporte de trabajadores del campo e incendió uno.

Los datos cotejados que se tienen, precisó, es que un autobús de los usados en el trasladado de los asalariados del campo fue incendiado.

En estos hechos violentos no se tienen denuncias de jornaleros agrícolas lastimados, ni de personas heridas o muertas por impactos de bala, informó.

De acuerdo a videos y fotos subidas a redes sociales, esta mañana se apreció la circulación de varias camionetas, con una “X” colocada en sus cristales, con varios hombres armados, sin ser identificados.

Según los reportes, en varios puntos de Villa Juárez se escucharon detonaciones de armas automáticas, pero los grupos mixtos de militares y policías desplazados a esa zona de Navolato no localizaron rastros de cascajos percutidos.

Sobre los hechos del pasado 7 de febrero, en esta misma comunidad, la Procuraduría de Justicia del Estado reveló que se recogieron ocho vehículos, uno de ellos blindado, armas, cartuchos y se tuvieron cinco personas muertas.

Sobre las personas que perdieron la vida en este evento violento, se confirmó que tres de ellos fueron víctimas colaterales, identificados como Rosa Imelda “N”, jornalera agrícola de 24 años de edad, Zenén “N”, conductor de autobús de asalariados del campo de 39 años, y su ayudante.

Los peritos en balística, según el informe, recolectaron sobre la carretera, conocida como la 50, un total de 263 cascajos percutidos, de tres tipos de armas automáticas.

 

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS