Maestra y alumnos heridos en Monterrey salen de cuidados intensivos

Su estado de salud ya no es grave, pero que aún se considera delicado. Es prematuro determinar si van a tener secuelas de algún tipo, consideran
Foto: Archivo / EL UNIVERSAL
02/02/2017
19:08
David Carrizales / Corresponsal
Monterrey, NL
-A +A

La maestra y los dos estudantes del Colegio Americano del Noreste, en Monterrey, Nuevo León, heridos de bala el pasado 18 de enero, salieron de cuidados intensivos y su vida y su salud ya no es grave, sin embargo aún se considera delicado, informó el secretario Estatal de Salud, Manuel de la O Cavazos.

El funcionario estatal, dijo que aún es prematuro para determinar si van a tener secuelas de algún tipo.

"El hecho de que estén vivos, y respirando espontáneamente, sin ventilador, es algo muy favorable, porque la mayoría de quienes reciben un balazo en la cabeza, fallecen antes de llegar al hospital", destacó.

En entrevista durante una gira por el norte del estado, el secretario de Salud expuso: “Hace un momento platiqué con el neurocirujano que está atendiendo a la niña ue está en el Hospital Muguerza Sur, y me comenta que en el transcurso de hoy se va a extubar, a retirar del ventilador. Ha evolucionado favorablemente, responde órdenes verbales sencillas, como mencioné hace unos días, pero tengo fe en los médicos y en Dios que va a evolucionar bien”.

"Ayer estuve en el Hospital Universitario con la maestra. Estuve interactuando con ella, obedece órdenes sencillas, le digo que abra los ojos, los abre; que me apriete la mano y obedece. El día de ayer salió de cuidados intensivos y se trasladó a un cuarto", informó.

En el caso del adolescente dijo que su salud es favorable y que también dejó cuidados intensivos; además responde a órdenes verbales sencillas, empieza movilizarse.

"Es prematuro para saber si van desarrollar algunas secuelas neurológicas, vamos a trabajar intensamente en la rehabilitación para que recuperen sus funciones a lo máximo”, dijo.

Cuestionado sobre el tiempo para su recuperación, señaló que el proceso es variable, pues en el caso de los alumnos, por su edad tienen una plasticidad cerebral, y conforme pasen las semanas o los meses van recuperando otra vez la función neurológica.

"La gran mayoría de quienes reciben une herida de bala en cráneo, fallece antes de llegar al hospital, el hecho de estar vivos pues es algo sumamente favorable”, puntualizó el funcionario estatal.

Destacó que el estado crítico ya pasó en el caso de la maestra y los dos estudiantes, pero que habrá que espertar algunos días para ver la recuperación de la función neurológica.

A pregunta expresa comentó que en este momento su vida no está en riesgo y que es necesario una integración para que realicen la mayor parte de sus actividades y eso dependerá de la rehabilitación neurológica y de las secuelas que puedan desarrollar por las lesiones de bala en el cráneo.

“Aún su estado es delicado, porque están en el hospital. La maestra y el alumno tienen una traqueostomía y una gastrostomía, tienen una estoma, una boca en el estómago, por ahí son alimentados, y tienen una derivación en la tráquea  para manejar las eclusiones en forma adecuada, están delicados de salud, pero van evolucionando bien. Ya no están en el respirador. Están respirando espontáneamente”, dijo el funcionario.

Por otro lado, comentó que mantienen en el Colegio Americano del Noreste mesas de atención psicológica para maestros, alumnos y padres de familia afectados por el incidente del 18 de enero, y ahí permanecerán durante seis meses para las personas que soliciten apoyo psicológico, aunque hay quienes lo están recibiendo en el sector privado.

Comentó que están tratando alrededor de 80 personas y han detectado en ellas una situación de ansiedad, estrés, y angustia por lo que vivieron.

“Hemos platicado con los psicólogos y dicen que están evolucionando favorablemente los maestros y alumnos, que se están recuperando de la crisis que vivieron”, concluyó Manuel de la O Cavazos.

lsm

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS