Harán pruebas de ADN a cuerpos de fosa

Familiares esperan que antropólogos identifiquen a víctimas; grupo de argentinos trabajará con 33 cadáveres hallados
A puerta cerrada. Los familiares de los desaparecidos y los forenses se reunieron en el salón de fiestas Los Balconcitos. (ARTURO DE DIOS PALMA. EL UNIVERSAL)
14/02/2017
01:41
Arturo de Dios Palma
Chilpancingo
-A +A

[email protected]

Familiares de los desaparecidos de Chilapa y Zitlala externaron su esperanza de que los integrantes del Equipo Argentino de Antropología Forense (EAAF) identifiquen a sus parientes.

En los siguientes dos meses, los argentinos trabajarán en la identificación de los 33 cuerpos que fueron hallados en 17 fosas clandestinas en el cerro Tenanchitla, en Zitlala, en noviembre pasado.

Al medio día de este lunes, los integrantes del EAAF arribaron al salón de fiestas infantiles Los Balconcitos, donde desde hace un año se reúnen los familiares de los desaparecidos de esta región. El encuentro duró una hora y media y fue privado.

En Chilapa y Zitlala, y otros puntos de la región de la Montaña baja de Guerrero, desde hace tres años comenzaron las desapariciones. De acuerdo con el vocero del colectivo Siempre Vivos, José Díaz Navarro, han documentado por lo menos unas 140 desapariciones.

Muchas de estas desapariciones están relacionadas a la pugna que tienen los grupos criminales Los Rojos y Los Ardillos por el control del territorio y todo lo que implica: Los cultivos, la producción, la comercialización y trasiego de la droga.

Sin embargo, en mayo de 2015, en Chilapa se marcó un antes y un después. El 9 de ese mes unos 300 hombres armados irrumpieron en la ciudad. La toma duró cinco días en los cuales instalaron retenes y catearon domicilios y bares.

Los hombres se fueron y con ellos se llevaron a por lo menos 16 personas, en su mayoría jóvenes de entre los 16 y los 30 años de edad.

Desde ese momento la desaparición en Chilapa comenzó a denunciarse sin resultados: Hasta ahora ninguno de los desaparecidos ha aparecido y los raptos no paran.

Incluso, los familiares ha denunciado que ni la Fiscalía General del Estado (FGE) ni la Procuraduría General de la República (PRG) investiga alguno de los casos.

Apenas el colectivo Siempre Vivos pidió a la Organización de la Naciones Unidad (ONU) que solicitará al Senado de la República declarar una emergencia humanitaria en la región por la violencia que se vive: En tres años 200 asesinatos y 140 desapariciones.

Al término de la reunión, el vocero del colectivo Siempre Vivos, José Díaz Navarro; el director de Centro Regional de Defensa de los Derechos Humanos José María Morelos y Pavón, Manuel Olivares Hernández, y el director del Colectivo Contra la Tortura y la Impunidad (CCTI), Raymundo Sánchez Taobada, dieron una conferencia de prensa.

Los tres coincidieron que acudieron al EAAF por la falta de resultado de parte del Estado.

Para Díaz Navarro la presencia del EAAF representa una esperanza para poder identificar los cuerpos que han sido encontrados en las fosas.

Sin embargo, afirmaron que se mantiene la demanda de que las autoridades los busquen vivos.

Este martes en la FGE, el EAAF comenzará a tomar muestras genéticas de familias de 37 desaparecidos.

El colectivo Siempre Vivos también busca que el EAAF identifique a los 11 cuerpos decapitados y quemados que fueron encontrados el 27 de noviembre pasado en un camino que conduce a la comunidad de Ayahualulco, en Chilapa.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS