LA CDHEZ pide remover a la directora de la Casa Hogar de Zacatecas

La Procuraduría de Protección de Niñas, Niños, Adolescentes y Familia del sistema estatal DIF emitió seis recomendaciones entre las que pide la destitución de la directora y el psicólogo del albergue
Foto: Irma Mejía
12/02/2017
12:14
Irma Mejía / Corresponsal
Zacatecas
-A +A

Luego de realizar una investigación a la Casa Hogar para Jóvenes de Zacatecas por denuncias de supuesto maltrato a los albergados, la Comisión de Derechos Humanos del Estado de Zacatecas (CDHEZ) emitió seis recomendaciones la Procuraduría de Protección de Niñas, Niños, Adolescentes y Familia del sistema estatal DIF, entre las que pide la remoción de la directora, María Guadalupe Álvarez García, así como del psicólogo adscrito a este albergue.

 

María de la Luz Domínguez, presidenta la CDHEZ,  informó los resultados de la investigación que se inició el 19 de enero, derivado de un audio que circuló en internet y un medio digital, en donde se atribuía la voz a la directora, en el que se escucha emite órdenes a una subordinada para “bañar a una menor con agua con hielos”, así como por dos quejas interpuestas el 20 y 21 de enero por ex trabajadoras de ese lugar ante esta comisión.

 

En el resolutivo se especifica el procedimiento que realizó la CDHEZ que consistió, aparte de las comparecencias de las quejosas y  de los actuales los trabajadores de la Casa Hogar, en las entrevistas individuales con cada uno de los jóvenes para conocer la situación que viven o experimentan como albergado en ese lugar.

 

Aunado a una verificación física  sobre las condiciones e infraestructura de los servicios que se prestan en el lugar, con el principal objetivo de constatar que sean los adecuados para los menores que se encuentran en situación de vulnerabilidad por encontrarse separados de sus propias familias por diversas circunstancias como orfandad, abandono, desamparo, violencia familiar, y están bajo la tutela del Estado.

 

En las conclusiones de la investigación, la CDHEZ precisa que “no se acreditó el maltrato que se atribuye a la directora que refiere el audio”, sin embargo, recomendó a Manuel David Pérez Navarrete, procurador de Protección de Niñas, Niños, Adolescentes y Familia del Sistema Estatal para el Desarrollo Integral de la Familia (Sedif), que María Guadalupe Álvarez García sea removida de su cargo como directora,  ya que sí se constató omisión de ella, “al permitir la reiterada agresión física y verbal hacia los menores ahí albergados, por parte de un ex integrante de la propia Casa Hogar”.

 

Lo anterior, en referencia a una de las quejas interpuesta por una ex trabajadora que denunciaba a la directora por permitir a un ex albergado (a quien se ha señalado como adoptado de Álvarez García), quien entraba al lugar y agredía  a los internos de la Casa Hogar; así como por ser omisa a en la supervisión del adecuado actuar del psicólogo.

Por ende, la CDHEZ pide que sea removido del cargo al psicólogo, al confirmarse que éste “no mantiene la confidencialidad de las manifestaciones vertidas por los jóvenes durante el proceso terapéutico, además de demostrar una actitud indiferente y que denota burla; y por lo tanto, hay resistencia en participar en las sesiones terapéuticas”.

 

Otras de las recomendaciones que se emiten al SEDIF es la contratación de médico general, pedagogo y personal especializado para la atención de albergados con discapacidad; además de pedir que se reformé el Reglamento Interno de la Casa Hogar para Jóvenes de Zacatecas, a efecto de que se clarifique la imposición de medidas disciplinarias y se elimine su discrecionalidad.

 

En cuanto a las quejas y denuncias que hicieron las ex trabajadoras, la investigación determina que se trata de “un conflicto de tipo laboral entre las denunciantes y la directora de la Casa Hogar, que debe ser dirimido ante las instancias competentes”, sin embargo, se hace la observación que esta situación sí afectó negativamente en el desarrollo de los albergados, quienes fueron inmiscuidos en dicha problemática.

 

Incluso, la Comisión de Derechos Humanos del Estado de Zacatecas desaprueba que esta pugna laboral llevó a que se grabaran y expusieran en videos y audios a los jóvenes albergados en las redes sociales y algunos medios de comunicación. Debido a estas acciones, se considera que los menores  “fueron objeto de injerencias arbitrarias e ilegales en su vida privada e intimidad, vulnerando con ello su dignidad”.

 

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS