Hallan cadáveres de dos jóvenes desaparecidos en Morelos

Ambos fueron reportados como desaparecidos y los dos fueron localizados sin vida y maniatados, aunque en distintas fechas y municipios
01/02/2017
22:01
Justino Miranda / Corresponsal
Cuernavaca, Mor.
-A +A

La tarde del pasado sábado el cuerpo de una joven fue localizado en una barranca, en los cañaverales del poblado de Tlatenchi en Jojutla, y este miércoles fue hallado el cuerpo de un joven en un canal de riego en el municipio de Tlaquiltenago, ambos municipios situados al sur del estado.

Diana Villa Reyes tenía 24 años de edad y 4 meses de embarazo; era vecina del municipio de Emiliano Zapata y trabajaba en Jojutla. Lizandro Villanueva Garfias, de 20 años de edad, vivía en Tlatenchi y trabajaba en un sitio de taxis en el mismo municipio.

Ambos jóvenes fueron reportados como desaparecidos, con una semana de diferencia y los dos fueron localizados sin vida, maniatados y una semana después de su desaparición, sin que la Fiscalía General del Estado haya hecho oficial el deceso a pesar de que en los dos casos emitió las fichas de búsqueda y localización, y a que las familias de las víctimas confirmaron los asesinatos.

Diana desapareció la tarde-noche del pasado 21 de enero. Su familia declaró que se comunicó con ella cuando salió de su trabajo pero la tardanza de su regreso causó alerta, el celular fue apagado y no tuvieron referencia alguna de su paradero.

Interpusieron la denuncia ante la autoridad competente y su ficha fue difundida por lo que diversas organizaciones así como medios de comunicación y la sociedad en general dieron cuenta del caso.

Lizandro desapareció la noche del pasado viernes. Sus familiares y compañeros de trabajo dieron la voz de alarma y también interpusieron la denuncia correspondiente. De nueva cuenta la ficha de búsqueda fue difundida por sociedad, medios y activistas.

El pasado sábado, el cuerpo de una joven que coincidió con las características de Diana fue hallado sin vida en una barranca del poblado de Tlatenchi. Sin que la autoridad haya oficializado su deceso hasta el momento, siquiera emitido la ficha del levantamiento del cadáver, las causas de su muerte o dado con los presuntos responsables, el cuerpo fue entregado a sus deudos y enterrado el domingo pasado en el municipio de Emiliano Zapata.

El cuerpo de un joven maniatado y con impactos de bala en el abdomen fue localizado esta mañana en un canal de riego en Tlaquiltenago, en la colonia Tres de Mayo. Tanto las características físicas como la vestimenta coincidieron con las de Lizandro.

En los carteles de búsqueda que la familia y amigos pegaron por la ciudad de Jojutla y sus alrededores describían que el joven, de carácter amable y muy tranquilo a decir de sus compañeros, vestía una camiseta del equipo de futbol del América, jeans y tenis grises. Todo coincidió. La familia presuntamente reconoció el cuerpo y lo reclamó para darle sepultura.

A través de redes sociales agradecieron, como en el caso de Diana, el apoyo y la difusión con el fatal desenlace en ambos casos. Tampoco el asesinato del joven taxista ha sido oficializado.

El estado de Morelos experimenta una oleada violenta desde el año pasado, cuando se registraron oficialmente 686 homicidios dolosos, con un cierre convulsionado que alcanzó la cifra más alta de asesinatos en todo el año, 71.

Enero tuvo el mismo comportamiento y la cifra de muertes violentas superó la de diciembre con 75 casos. La muerte de Lizandro es la primera que se registra en el primer día del segundo mes de 2017.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS