Asume Tony Gali como gobernador de Puebla; llama a la unidad

El nuevo mandatario anuncia acciones para apoyar a los migrantes mexicanos que sufren el endurecimiento de las políticas migratorias del nuevo gobierno estadounidense
Foto: Omar Contreras / EL UNIVERSAL
01/02/2017
16:11
Corresponsalías - EL UNIVERSAL
-A +A

Al tomar protesta como gobernador de Puebla, Antonio Gali Fayad hizo un llamado a mantener la unidad ante la amenaza de las políticas migratorias y económicas del gobierno de Estados Unidos.

"Ante la postura que ha manifestado el presidente de los Estados Unidos de América, los mexicanos debemos mantenernos fuertes y unidos", dijo ante cerca de cinco mil invitados.

Con la presencia de la titular de la Sedatu, Rosario Robles, en representación del presidente Enrique Peña Nieto, Gali respaldó a sus homólogos agrupados en la Confederación Nacional de Gobernadores (Conago) frente a las decisiones de Donald Trump.

Ante nueve gobernadores y el jefe del gobierno de la Ciudad de México, anunció acciones para apoyar a los migrantes mexicanos que sufren el endurecimiento de las políticas migratorias, entre ellas un programa de capacitación para mil migrantes en retorno.

El ex alcalde de Puebla y amigo personal del ex gobernador Rafael Moreno Valle recordó que nunca ha militado en ningún partido, sin embargo, agradeció la confianza de los distintos institutos políticos que lo llevaron al poder.

"Con el voto mayoritario de la gente demostramos que es posible ponernos de acuerdo entre las distintas formas de pensamiento e ideologías partidistas y con esa legitimidad es que ahora les pido que juntos cuidemos a México, como nuestra casa común, nuestra casa común y nuestro bien común; cerramos filas con el jefe del Estado mexicano, démosle fuerza y apoyo en estos momentos difíciles", manifestó.

Declaró sentirse emocionado por retomar el espíritu de solidaridad y de unidad que la amenaza de Trump ha despertado entre todos los mexicanos.

Por eso, consideró necesario que las diferencias políticas y partidistas se transformen en fortaleza, basada en la diversidad para apoyar a los migrantes mexicanos.

Anunció que trabajará codo a codo con los partidos por el desarrollo de Puebla y enalteció a sus contrincantes, quienes –dijo- fueron dignos oponentes al reconocer la importancia de la pluralidad para la construcción de la democracia.

“La democracia exige mejores gobiernos, que rindan cuentas y que inspiren confianza en su actuar”, señaló.

Manifestó que las necesidades de la gente tienen prisa y reclaman resultados de inmediato, por lo que se han elaborado proyectos de infraestructura y se elaboró un plan de gobierno ciudadano, surgido de las demandas de la gente, de sus preocupaciones y propuestas.

“Este nuevo gobierno tiene la convicción de generar bienestar social. De promover una nueva ética del desarrollo que reconcilie los valores históricos con los nuevos desafíos. De generar un gobierno con identidad propia. Muy cercano a la gente, humanista, incluyente, abierto, promotor de la participación ciudadana y transparente en su actuación”, recalcó.

Si bien reconoció los logros de Moreno Valle, también admitió que hay demandas que solucionar, por lo que el nuevo gobierno tiene la prioridad de generar bienestar social, cercanía a la gente, humanismo, abierto y transparente.

Detalló que su gobierno tendrá un plan de 5 ejes, entre ellos igualdad, sustentabilidad y buen gobierno.

“Ejerceré un plan de gobierno con amplio sentido social que promueva el bienestar y la vida en común mediante la generación de capacidades básicas de la población”, agregó.

Subrayó que el compromiso es garantizar acceso a la salud para todos los poblanos, abasto de medicamentos y mantenimiento.

Al mismo tiempo, señaló que la mayor obligación de su administración será la seguridad, por lo que se comprometió a no escatimar recursos para mantener la tranquilidad en la entidad.

“Entiendo que corresponde al gobierno el uso legítimo de la fuerza y no dudaré en aplicarla, nadie estará por encima de la ley, habrá mano firme y no me temblará la misma para garantizar la seguridad de las familias de Puebla”, sentenció.

Y anunció la presencia de 500 elementos de seguridad federal y Ejército, además que para combatir el robo de hidrocarburos acordó hacer frente común con autoridades federales y con el Ejército.

Destacó que será implacable contra la corrupción, pero también se reconocerá la labor de los policías, por lo que impulsará programas de capacitación y equipamientos.

A su toma de protesta asistieron los gobernadores Manuel Velasco de Chiapas, Javier Corral de Chihuahua, José Ignacio Peralta de Colima, Miguel Ángel Mancera, jefe de gobierno de la Ciudad de México, Francisco Domínguez de Querétaro, Francisco García Cabeza de Vaca de Tamaulipas, Marco Antonio Mena de Tlaxcala, Alejandro Tello de Zacatecas y Miguel Márquez de Guanajuato.

 

spb

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS