Sin solución, problema de basura en Chilpancingo

Ante la clausura del basurero municipal y de uno nuevo, la recolección por parte del municipio se suspendió, lo que ha provocado que las calles céntricas se hayan convertido en un tiradero
Foto: José Hernández
31/01/2017
20:12
Juan Cervantes / Corresponsal
Chilpancingo, Gro
-A +A

La capital de Guerrero, hasta este día, se encuentra convertida en un enorme basurero, luego que el ayuntamiento suspendió la recolección de basura, tras la clausura del basurero municipal, mientras que unos 80 recolectores de desechos sólidos, continúan su protesta con sus camionetas estacionadas en la plaza cívica de esta ciudad, luego que las autoridades ejidales de Palo Blanco no les permitieron que tiren los desperdicios en un terreno como se los dijo el alcalde de este municipio Marco Antonio Leyva.

Jaime Peralta, el dirigente del grupo de recolectores de desechos sólidos, informó que el alcalde les dio a conocer que el comisario municipal de Palo Blanco, distante de esta capital unos 25 kilómetros rumbo al puerto de Acapulco, autorizó que se tirara la basura en un terreno de esa población, por lo que para verificar ese acuerdo, como a las 18:00 horas, enviaron 20 camionetas a verificar si era cierto el acuerdo, pero que al llegar, la población no les permitió descargar los desechos sólidos.

Ante la negativa de los habitantes de Palo Blanco, los choferes de las 20 camionetas que se trasladaron se regresaron a informar lo sucedido y ante la falta de solución a su problema de contar con un lugar donde tirara la basura, “aquí vamos a permanecer con nuestras camionetas, hasta que se resuelva nuestra petición, porque de la recolección de la basura dependen 550 familias”.

Los recolectores de la basura particulares, desde la semana pasada, vienen protestando por la falta de un lugar donde tirar más de 300 toneladas de desperdicios que recolectan en más de 600 colonias periféricas de esta capital, y que hoy martes los llevó a tomar la medida de estacionar sus camionetas en el zócalo de esta ciudad frente al palacio municipal, lo que vino a complicar el problema que representan los desechos sólidos

Lo anterior, porque con con la clausura del basurero municipal, la semana pasada, ha provocado que las céntricas calles de esta capital, se encuentren saturadas de desechos sólidos, debido a que los seis carretones que funcionan de 43 con los que cuenta el ayuntamiento, suspendieron la recolección de los desperdicios sólidos, originando un macro foco de contaminación.

Jaime Peralta el dirigente del grupo “La basura jefa”, señalo que continuarán con el plantón frente al palacio municipal, con todo y sus camionetas repletas de desechos sólidos que despiden fétidos olores, por lo que el dirigente de los recolectores de basura pidió disculpas a la población, “no nos vamos a retirar hasta que se nos resuelva nuestro problema, aquí vamos a dormir en la plaza cívica, porque tenemos varios días sin tener ingresos, porque vivimos de la recolección de la basura”.

Indicó que llevan casi una semana sin trabajar, “no tenemos ingresos para comer, para mandar a nuestros hijos a las escuelas, casi estamos en huelga de hambre, porque no estamos trabajando, tenemos necesidad, pedimos que la ciudadanía sea consciente con nosotros que el gobernador sea consciente que necesitamos de esta fuente de trabajo para llevar dinero para que coman nuestros hijos”.

Mientras, por la falta de un nuevo basurero, la recolección de la basura por parte del municipio se suspendió, lo que ha ocasionado que las calles céntricas se hayan convertido en tiradero de basura, que aparte de dar un mal aspecto a la ciudad, provoca olores desagradables lo que podría provocar enfermedades infecciosas.

afcl

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS