Maestros instalan campamentos en Chiapas

Los docentes reclaman el pago de salarios y prestaciones atrasadas; exigen la liquidación de 150 millones de pesos que el gobierno adeuda a unos 5 mil docentes
Foto: Oscar Gutiérrez / EL UNIVERSAL
31/01/2017
17:28
Oscar Gutiérrez / Corresponsal
Tuxtla Gutiérrez, Chiapas
-A +A

Maestros de secundarias técnicas adheridos a la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE), quienes reclaman el pago de salarios y prestaciones atrasadas, instalaron campamentos y bloquean con sus automóviles el primer cuadro del centro de Tuxtla Gutiérrez.

Los centenares de manifestantes, que se “plantaron” de manera indefinida sobre la principal avenida, frente al Palacio del Gobierno estatal, exigen la liquidación de 150 millones de pesos que el gobierno adeuda a unos 5 mil docentes, desde hace tres años.

Alejandro Ovando Rodríguez, secretario de Trabajo y Conflicto del nivel de Secundarias Técnicas de la Sección 7 del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE), informó que los adeudos derivan de sueldos, “costeo”, subsidios, adeudos de años fiscales y carrera magisterial.

El incumplimiento del gobierno estatal, agregó, continúa pese a la suscripción de minutas y promesas de pago.

El representante magisterial afirmó que a la falta de pagos se suman las carencias, el deterioro y la obsolescencia de infraestructura y equipamiento educativo comunitario.

“No se tienen aulas dignas, mesa bancos ni servicios básicos de energía eléctrica, agua potable y alcantarillado”, enlistó.

La falta de pagos detonó la crisis económica de los educadores de secundarias técnicas, que como alternativa de sustento familiar, acuden a préstamos en casas de empeño y con usureros.

Mauro, uno de los docentes comunitarios, se quejó que al problema de su sector se adjuntaron los despidos de familiares y parientes de dependencias y programas del gobierno estatal, que “agravan aún más la sobrevivencia”.

Marisol imparte en una escuela del municipio de Pichucalco, en el norte de Chiapas. Confía que en próximas fechas le paguen sus salarios y prestaciones retenidos para “salir del atolladero”.

Dijo que el dinero que pudieran “recuperar” servirá inicialmente para “comer”, liquidar deudas y cubrir necesidades de servicios básicos”, comentó.

 

 

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS