Levantan a dos policías en un lapso de tres días

24/01/2017
01:25
Javier Cabrera Martínez / Corresponsal
Culiacán
-A +A

En tres días, un oficial y un elemento de la Policía Municipal fueron levantados por grupos armados; ambos formaron parte del grupo policiaco que fue el primero en auxiliar a los militares emboscados, en cuyos hechos cinco elementos del ejército fallecieron.

La mañana de este lunes, por la calle Costa del Sol, del fraccionamiento del mismo nombre, el agente José Antonio Saavedra fue interceptado por varios hombres armados, poco antes de llegar a su hogar.

El presidente municipal de Culiacán, Jesús Valdez Palazuelos, comentó que Saavedra y el supervisor Operativo, Irael Ruíz Félix, privado de su libertar la tarde del sábado pasado, formaron parte de un convoy que se formó con cinco patrullas para acudir en ayuda del convoy de 17 miembros del Ejército que fue atacado en la salida norte de la ciudad.

Dado que no se tenía ningún antecedente de riesgo para ambos, dijo, no tenía escoltas e, incluso, fueron levantados al momento de estar fuera de servicio; por lo que la Procuraduría de Justicia del Estado investiga ambos casos.

La tarde del sábado pasado, Ruiz Félix, quien convivía en casa de familiares en la colonia Estela Ortiz, en Culiacán, fue llevado por varios hombres armados que arribaron al lugar en tres camionetas de lujo.

Valdez Palazuelos informó que dado que la emboscada contra los militares, que venían de Badiraguato con una persona herida, tuvo lugar la madrugada del 30 de septiembre del año pasado, sobre la carretera México-Nogales, a la altura del fraccionamiento Espacios Barcelona, el C-4 alertó a las diversas corporaciones.

El 20 de octubre pasado, en la presidencia municipal de Culiacán, bajo el acuerdo de no revelar su identidad, el supervisor Operativo de la Policía Municipal, Israel Félix, reveló a periodistas cómo integró un convoy de cinco patrullas para acudir en apoyo a los soldados atacados.

Precisó que la primera notificación la escuchó en su radio a las 03:25 de la mañana, en la que la operadora en turno reportó disparos en el Fraccionamiento Espacios Barcelona, por lo que convocó a los agentes cercanos a formar un grupo de cinco patrullas.

Minutos después, indicó que desde C-4 les confirmaron que se trataba de un ataque a miembros del Ejército. “Encontré en un radio de 50 metros a varias personas tiradas, con uniformes verdes, algunos de ellos heridos, por lo que me acerque ayudarlos”.

Un oficial, lesionado muy cerca de una ambulancia, lo inquirió si podía confiar en él, a lo que le respondió en forma afirmativa.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS