Hallan helicóptero y cuerpo de empresario

24/01/2017
01:26
David Carrizales / Corresponsal
Monterrey
-A +A

El empresario constructor Fernando Maíz Garza y el piloto Macario Beltrán fueron localizados sin vida a la altura del rancho El Cortador, después de que su paradero se desconocía desde el sábado pasado, cuando salieron a bordo de un helicóptero del rancho Las Golondrinas, en el municipio de Bustamante, con destino a San Pedro Garza García.

Al parecer, la aeronave Robinson 44 se desplomó a causa de fuertes vientos que han azotado la región, aunque aún faltan los resultados de los peritajes oficiales. El helicóptero fue encontrado cerca de la carretera a Colombia, a un costado de la Sierra de Gomas, por personal de Aeronáutica Civil.

A la búsqueda iniciada desde el sábado se unieron 10 helicópteros oficiales y privados y se desplegaron por tierra 250 elementos de la Policía Militar, Fuerza Civil, Policía Rural y policías municipales de la región.

El secretario general de Gobierno, Manuel González Flores, informó que a las 9:45 horas de ayer personal de Aeronáutica Civil ubicó la aeronave accidentada y a los dos pasajeros.

Elementos de esa dependencia recopilaron datos y evidencias para tratar de establecer las causas del percance, mientras que peritos se centraron en las diligencias para entregar los cuerpos de las víctimas a sus familias.

Fernando Maiz era un reconocido constructor que trabajaba para el sector público y privado y tenía una cercana amistad con el gobernador Jaime Rodríguez Calderón.

Al confirmarse la noticia de su muerte, Rodríguez Calderón escribió en su página de Facebook: “Cuando un amigo se va deja su esencia y su pasión, sus ganas y su todo. Fernando, mi gran amigo y mi hermano, siempre atento, dispuesto a ayudar y servir, gran ciudadano comprometido con su entorno y conocedor de lo que la ciudad necesitaba, estuvo conmigo siempre en mi dolor y dificultad, ahí lo conocí”.

 

Raíces en la construcción. Fernando Maiz Garza nació el 24 de agosto de 1959 en esta ciudad; su familia se dedica a la industria de la construcción, de la que fueron pilares su padre Alejandro Maiz Mier y su tío, José.

Fernando Maiz, quien se graduó como licenciado en Administración de Empresas, siguió el mismo camino de su padre y llegó a ser director de la constructora Maiz Edificaciones.

Incursionó también en la representación empresarial como presidente del Consejo Cívico de la Instituciones de Nuevo León y era presidente del Casino Monterrey, además de ser miembro de asociaciones hípicas. Contrajo matrimonio con Dora Elsa García, con quien procreó dos hijos: Roberta y Rolando Javier Maiz García.

Amigos de Fernando Maiz destacaron en mensajes que publicaron en su página de Facebook su altruismo y dedicación a diversas causas a favor del medio ambiente y por la rehabilitación de los jóvenes internados en penales.

Se informó que los restos del constructor serán velados en una capilla de San Pedro Garza García y posteriormente en la Iglesia de Fátima.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS