Se encuentra usted aquí

Cortan luz a evangélicos en Comitán

A nueve meses de que le cortaron la luz a José Gabriel G, los afectados han pedido la intervención de las autoridades y operadores políticos de la Subsecretaría de Gobierno
23/01/2017
07:41
Fredy Martín Pérez / Corresponsal
Comitán de Domínguez, Chis.
-A +A

Católicos tradicionalistas cortaron el servicio de energía eléctrica en un templo de la Iglesia Solo Cristo salva y en la casa de tres evangélicos en la comunidad Bolantón, en el municipio de Comitán de Domínguez, denunció la Coordinación de Organizaciones Cristianas.

En un escrito, da a conocer que las acciones del domingo 22 de enero, se suman a la destrucción de un baño, el aseguramiento ilícito del material que proporcionó la Secretaría de Desarrollo Social (Sedesol) y la suspensión de energía en la casa de José Gabriel G, el pasado 15 de mayo del 2016.

La organización explicó que las acciones de los católicos se llevaron a cabo, basadas en un acuerdo de asamblea que tomaron en semanas pasadas, donde incluso los evangélicos tienen prohibido asistir a las asambleas, porque “no tienen ese derecho”.

El 15 de mayo del 2016, a los tres evangélicos que les cortaron el servicio de la luz, fueron presionados para que destruyeran el baño que se construía en la casa de José Gabriel G, pero al no hacerlo, entonces les impusieron una multa y desde entonces fueron amenazados de que les suspenderían ese servicio.

Detrás de estas acciones, se encuentran el agente municipal y el suplente de agente municipal Álvaro Arguello García y José Heriberto Arguello Guizar, denuncia la organización.

A nueve meses de que le cortaron la luz a José Gabriel G, los afectados han pedido la intervención de las autoridades y operadores políticos de la Subsecretaría de Gobierno, para que se respete el derecho de libertad de culto, pero “no se ha logrado nada”, explica el comunicado enviado a los medios de comunicación.

Hasta ahora, lo que han hecho los operadores, es dar un apoyo económico a los afectados, para que paguen la multa ante la asamblea, pero a cambio han pedido “que se alejen”, del grupo evangélico al que pertenecen, “en lugar de hacer su trabajo para defender el derecho de los afectados” para que se respete el artículo 24 Constitucional.

El 15 de mayo del 2016, cuando los católicos ingresaron a la propiedad de José Gabriel G, destruyeron el baño que se construía y se apoderaron ilegalmente de las puertas, accesorios, el tinaco y luego le cortaron el servicio de luz.

Desde entonces los católicos determinaron que a los evangélicos “no pueden tener acceso a los beneficios de programas de gobierno, en tanto se mantengan en la decisión de no cooperar para las fiestas católico-tradicionales y no aceptar cargos en esa misma festividad, aunque estén al corriente de sus responsabilidades como habitantes de la ranchería”.

“En agresiones anteriores hacia los evangélicos, las autoridades promovieron la firma de un acuerdo que no defendía el derecho a la libertad de credo, a pesar de que participaron funcionarios especializado en el tema”, denunció la organización.

Además de la suspensión del servicio de energía en el templo Solo Cristo Salva, los católicos cortaron los cables de luz en las casas de Adulfo A, Alex A y Gabriel A.

Por estos hechos, la Coordinación de Organizaciones Cristianas pregunto: “¿Quién asumirá la responsabilidad por no intervenir en casi un año y promover la comisión de más delitos?, ¿Cuál será el tratamiento de este nuevo hecho ilícito? ¿Intentarán llegar a un arreglo dejando fuera el respeto a la libertad de credo?”.

Y responde: “La pregunta no ha sido contestada y la repetiremos: La falta de atención a los evangélicos, es una política de gobierno o es capricho de funcionarios públicos?”.

msl

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS