Se encuentra usted aquí

Ataque a Fiscalía, del CJNG: informe

Cártel contrata a Los Sureños para ejecuciones: investigación; policía local y estatal, infiltradas por células criminales, señala
Los Sureños se han asentado en casas rentadas de las colonias 96, 04 y 99, apuntan las investigaciones (GERMÁN ESPINOSA. EL UNIVERSAL)
22/01/2017
01:20
David Fuentes
-A +A

[email protected]

Cancún.— Después de la identificación de los cuerpos que cayeron abatidos el pasado martes, cuando se registró el ataque a la Fiscalía de Cancún, las primeras investigaciones de la autoridad local apuntan a que los agresores pertenecen al Cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG) quienes, se estableció, contratan a los pandilleros locales conocidos como Los Sureños como brazo ejecutor.

Un informe local que se compartió con la Fiscalía, permitió establecer el modus operandi de este grupo. En el informe, al que EL UNIVERSAL tuvo acceso, se detalla que desde noviembre pasado arribó un grupo de al menos 50 personas a este puerto, algunos lo hicieron en avión y otros en vehículos, logrando asentarse en casas que han rentado en las regiones (colonias) 96, 04 y 99.

Ello con el fin de establecer contacto con uno de los líderes de Los Sureños identificado como El Chupón. Según el expediente criminal de este sujeto, de 29 años, el año pasado fue el responsable de la fuga de 10 integrantes de la pandilla en la cárcel de Cancún, tras ser imputados por la masacre del bar La Costilla, en el mismo puerto.

En esa ocasión, afuera del penal ya los esperaba un taxi que los llevó con rumbo desconocido.

El documento revela que desde 2015 estos pandilleros dejaron de tener “relación laboral” con Los Z y ahora se alquilan al mejor postor. A cambio, tienen la concesión de la venta de estupefacientes y se encargan de operar algunos bares del puerto y de cobrar la extorsión, lo que les ha generado ganancias para comprar motos y motonetas para “trabajar” y, como se evidenció el pasado martes, también para los ataques armados que se ordenan.

Tras el atentado, la Fiscalía ordenó una revisión a quienes tripulan estos vehículos: se enviaron 15 al corralón por no contar con los documentos necesarios para circular y se consignó a cinco conductores, pero a ninguno se le vinculó con Los Sureños.

En días pasados el fiscal Miguel Ángel Pech Cen dio a conocer en entrevista que gracias a la identificación de los cadáveres, se logró establecer que los atacantes están vinculados directamente a personas que pertenecen a grupo criminal de Jalisco, sin decir nombres, pues, dijo, las investigaciones aún continúan y reveló que uno de los cuerpos no está identificado, por lo que se buscan sus rastros en los datos de Plataforma México, así como fuera del país.

La investigación apunta hacia la frontera sur, debido a que el cuerpo tiene diversos tatuajes característicos de la Mara Salvatrucha, similares además a los de la S13 o Sureños.

“Buscamos vínculos con gente de Jalisco, no sabemos si de un grupo criminal, pero sabemos que vienen de allá”, dijo.

“Y del cuerpo desconocido lo estamos investigado con ADN y otros rasgos particulares que tiene, es parte del protocolo. El resto de los cuerpos ya fueron entregados, uno es de Mérida y otro aún no han acreditado el parentesco, pero también ya lo reclamaron”, puntualizó el fiscal, quien ordenó redoblar su seguridad personal así como de las instalaciones, ya que las llamadas intimidatorias no cesan.

El documento de inteligencia fue compartido y analizado por los gobernadores de la península de Yucatán y los encargados de la seguridad en todo el sector el pasado jueves en la Quinta Región Naval de la Secretaría de Marina, ubicada en Isla Mujeres.

A partir de esa reunión se tomó la decisión de atacar frontalmente a los delincuentes que atentaron contra el Blue Parrot de Playa del Carmen y la Fiscalía en Cancún. Este trabajo lo harán los efectivos de la Marina, mientras que patrullajes y rondines serán encabezados por la Policía Federal, pues, según el documento, la policía local y estatal están infiltradas.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS