Aprueba Congreso abrogación de Ley de Agua en Baja California

Los mismos diputados que durante los últimos días de diciembre y a puerta cerrada aprobaron la propuesta del gobernador Francisco Vega, señalaron que tuvieron que retractarse por que la “gente manda”
19/01/2017
16:10
Laura Sánchez / corresponsal
Mexicali, Baja California
-A +A

El Congreso de Baja California aprobó por unanimidad la propuesta del gobernador Francisco Vega que abroga la ley que privatizaría el servicio de agua e incrementaría hasta en un 20 por ciento los cobros del servicio.

La sesión estuvo repleta de manifestantes que exigían a los diputados que derogaran la Ley del Agua, aprobada durante los últimos días de diciembre a puerta cerrada.

Y es que después de casi un mes, los mismos diputados que votaron a favor –de las bancadas del PAN, PRD y el PT– tuvieron ahora que retractarse argumentando que "la gente manda”.

Esto, tras una serie de manifestaciones que se llevaron a cabo en los cinco municipios del estado norteño, las cuales tuvieron una participación de hasta 100 mil personas, quienes consideraban injusta la ley.

La diputada panista María Trinidad Vaca Chacón fue la encargada de leer la nueva propuesta de Francisco Vega, en donde el Ejecutivo explicaba que, en aras de servir a la sociedad, determinaba proponer la abrogación a la Ley de Agua para el estado de Baja California.

“La población baja californiana a ha manifestado públicamente su desaprobación a la ley del agua particularmente a la participación del sector privado en los servicios públicos de agua potable”, leyó.

“Lo anterior como un primer paso que permita en conjunto sociedad y gobierno el realizar un trabajo que nos permita adecuar la legislación en materia de agua, a la altura a las necesidades de nuestro gran estado. En consecuencia se retoman las condiciones en las que hasta la fecha se encontraban regulados los servicios de agua potable, alcantarillado y saneamiento en la entidad”.

La diputada del PAN fue abucheada por la ciudadanía, que exigía también su renuncia.

Al finalizar la sesión, los ciudadanos que se encontraban en la sala gritaron “ ¡sí se pudo!, ya que esta abrogación es un hecho histórico en Baja California, donde un gobernador no se había retractado de abrogar una ley que él mismo propusiera.

afcl

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS