Urgen a investigar caso de falsa quimioterapia

Criminal, aplicar agua a niños con cáncer, coinciden líderes del PRD y el PRI en Senado
18/01/2017
01:26
Juan Arvizu y Édgar Ávila Reportero y corresponsal
-A +A

[email protected]

Los senadores Emilio Gamboa (PRI) y Miguel Barbosa (PRD) propusieron investigar la revelación del gobernador de Veracruz, Miguel Ángel Yunes Linares, en el sentido de que niños enfermos de cáncer no recibieron quimioterapia y sólo se les aplicó agua. Calificaron que hechos de esa índole constituyen un crimen.

Emilio Gamboa Patrón, a pregunta de los periodistas en el Senado, dijo que “es inaceptable”: “Me parece que es un acto criminal”.

El gobernador de Veracruz acusó que en el mandato de su antecesor Javier Duarte de Ochoa, a niños enfermos de cáncer se les aplicó agua destilada, a falta de los compuestos para las quimioterapias requeridas.

Gamboa dijo que “tiene que hacerse una investigación a fondo, para saber si fue cierto o no”. Sostuvo que “no se puede jugar con la salud de un mexicano”. Por su parte, Barbosa Huerta, coordinador del PRD, opinó: “Yo espero que no sea cierto”.

Afirmó que se trata de una cuestión que debió pasar por la responsabilidad de muchas personas del sector Salud en Veracruz y por lo tanto es un tema que se debe investigar.

Sin embargo, desde hace meses y años, había indicios de que el medicamento Herceptin, con nombre genérico Trastuzumab, presentaba anomalías en el tratamiento de cáncer de mama metastásico.

Familiares de afectados con cáncer atendidos en el Centro Estatal de Cancerología se quejaron del medicamento que hace menos daño a la células buenas y afecta a las malas.

Con valor de 30 mil pesos, el medicamento presentaba “impurezas y turbiedad”, lo que generó quejas de enfermeras y familiares, pero éstas nunca trascendieron públicamente.

Otro fármaco que causó sospechas era Avastin, con nombre genérico Bevacizumab. En este caso los familiares reportaron alteraciones en cajas y lotes distribuidos por la empresa Especialidades Médicas del Sureste.

Según especialistas, se detectó que la composición del empaque no correspondía con el producto original del Grupo Roche Syntex de México, S.A. de C.V., empresa que posee la patente del Avastin.

El diputado local perredista José Kirsch Sánchez aseguró que suministrar medicamentos clonados, caducos o “agua destilada” a pacientes con cáncer en hospitales del estado pudo derivar en la muerte de éstos.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS