“Los precios van en aumento sin que nadie los detenga”

En al menos tres estados se registra encarecimiento de hasta 50% en productos; Si nos suben los costos, ¿cómo vamos a cobrar lo mismo?, dicen comerciantes
En el mercado Baltazar R. Leyva Mancilla, en Guerrero, se detectaron incrementos en productos de la canasta básica. Por ejemplo, una ama de casa aseguró que tuvo que desembolsar hasta 10 pesos más por el pollo que siempre compra (JOSÉ HERNÁNDEZ)
18/01/2017
01:28
Arturo de Dios Palma, Alberto López y Dinorath Mota Corrresponsales
-A +A

[email protected]

A pesar de que las autoridades federales anunciaron que no incrementarían los precios de los productos básicos debido al alza a la gasolina, en algunos estados se registra un encarecimiento de hasta 50%.

Guerrero, Hidalgo, Oaxaca han registrado aumentos en productos básicos de la canasta básica.

En Guerrero, la señora Rocío Díaz no pudo llevarse lo mismo que compra cada semana en el mercado Baltazar R. Leyva Mancilla con sus 500 pesos. Para alimentar a su familia —ella, su esposo y sus dos hijos— tuvo que gastar 100 pesos más; antes de la aplicación del aumento al combustible gastaba 500 pesos semanales.

En la verdura pagó cinco pesos más. Para llevar queso desembolsó tres más. En el pollo pagó 120, 10 pesos más y en el huevo dos más.

En un recorrido por el mercado, el principal centro de abasto de Chilpancingo, la capital del estado, se pudo detectar el incremento en productos que oficialmente no han sido autorizados. Por ejemplo, en algunos puestos, el casillero de huevo llega a costar hasta 50 pesos. Una comerciante de abarrotes explica que la caja del huevo cuesta 415 pesos y antes de la aplicación de gasolinazo su precio era de 375.

Comer en el mercado también es más caro por cinco pesos. Los platillos dejaron de costar 40 pesos.

La tortilla dejó de cobrarse en 14 pesos y en algunos establecimientos se puede encontrar hasta en 18 pesos.

La mínima del taxi en la capital pasó de 40 a 45 pesos. En este caso, uno de los choferes indica que el aumento se deriva por el gasolinazo.

Y lo detalla: por cada medio tanque de gasolina que ocupa para su jornada laboral compraba 210 pesos de combustible. Tras el gasolinazo, por el mismo medio tanque paga 250.

En ambos casos, el aumento de la tortilla y el del taxi, no hay autorización oficial, pero en muchas fondas del centro se lee: “Por el aumento a la gasolina, no vemos en la necesidad de aumentarle cinco pesos a cada platillo”.

Precios al doble. En Oaxaca, en la región del Istmo de Tehuantepec, los precios de los productos básicos como la carne de pollo, tortillas y verduras se duplicaron en los últimos días.

Uno de los comerciantes mayoristas del mercado zonal, Alberto Pérez Méndez, informó que el flete de un camión tipo torton de 15 toneladas —procedente de Puebla— cuesta ahora 14 mil pesos. Antes del gasolinazo, su precio era de 10 mil pesos.

La situación económica se va a complicar. Si nos incrementan el precio del flete y nos suben el precio de la mercancía ¿Cómo le vamos hacer para mantener los precios que teníamos antes del gasolinazo?, pregunta.

Entre los comerciantes mayoristas de esta ciudad que surten a los mercados de los municipios de la región hay preocupación porque los precios se han duplicado. Doña Carmelita, quien vende comidas en una fonda ubicada abajo del palacio municipal, dijo que el precio del kilogramo de la papa subió de 7 a 12 pesos. ¿No voy a echarle papas al caldo de res o de pollo?, pregunta indignada.

Marcelino, taquero que vende por las noches en el centro de la ciudad, dijo que con el encarecimiento del precio en el kilogramo del chile verde jalapeño, que pasó de 5 a 14 pesos, “va a ser más caro preparar la salsa”.

El presidente municipal de San Francisco Ixhuatán, César Augusto Matus, dijo que hoy los industriales de la tortilla elevaron a 18 pesos el kilogramo de ese producto.

Para las expendedoras de aguas frescas “fue un golpe duro” el incremento que sufrió, por ejemplo, la flor de Jamaica, que se importa de Sudán, pues pasó de 40 a 70 pesos. “Algo se tiene qué hacer, los precios andan muy altos. Todos dicen que es por el gasolinazo. Subió el flete, subió el gas, subió el precio de las verduras y por ahora está costando convencer a nuestros clientes. ¿Qué vamos hacer?, pregunta Alberto Pérez.

En Hidalgo, desde el primer día de este mes, unidades de transporte foráneo en la Central de Autobuses mantenían letreros donde daban a conocer que debido al incremento en los hidrocarburos, así como en las casetas de peaje, se tenía la necesidad de hacer un ajuste al pasaje.

De acuerdo con los trabajadores, el aumento es de entre 7% y hasta 20%. Las amas de casa reportan que el cilindro de gas de 20 kilos tenía un costo de 267 pesos y ahora su precio es de 305.40 pesos. Y las tortillas pasaron de 18 hasta 20 pesos el kilo en algunos lugares, tan sólo en los últimos días. También reportan que el precio de la leche pasó de 17 a 25 pesos.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS