Ahora acusan a Rodrigo Medina de desvío de recursos

El fiscal anticorrupción de Nuevo León, Ernesto Canales Santos, informó que los cargos que se pretenden imputar al ex mandatario se deben a un incremento patrimonial detectado en sus declaraciones
(Foto: Archivo / EL UNIVERSAL)
17/01/2017
22:12
David Carrizales / Corresponsal
Monterrey, NL
-A +A

A más de 15 meses de que haber iniciado funciones, la administración de Jaime Rodríguez Calderón anunció este martes que el ex gobernador Rodrigo Medina deberá comparecer a declarar por una nueva acusación que se presentó en su contra como presunto responsable de desvío de recursos.

Sin proporcionar mayores detalles “porque entorpecería las investigaciones”, el titular de la Subprocuraduría Especializada en Combate a la Corrupción del gobierno estatal, Ernesto Canales, informó que los cargos que se pretenden imputar al ex mandatario son por un incremento patrimonial que se detectó en sus declaraciones.

En conferencia de prensa realizada esta noche y convocada con menos de media hora de anticipación, Canales afirmó que Medina tiene la obligación de comparecer el próximo martes a las 12:30 horas y de no hacerlo, la Subprocuraduría puede pedir el uso de la fuerza pública para que lo presenten ante la fiscalía.

“Esta cita que parte de la Subprocuraduría es consecuencia de una denuncia presentada y de las investigaciones que se han realizado; se trata de un delito nuevo, distinto, diferente a los otros tres”, dijo Canales en referencia a los que se le pretendieron imputar a Medina en agosto: ejercicio indebido de funciones, daños al patrimonio estatal y peculado.

De esos tres delitos, el juez de control que conoció el caso solamente consideró uno y vinculó al ex gobernador a proceso por ejercicio indebido, al considerar insuficientes las pruebas de los otros dos ilícitos.

Canales agregó que volverán a buscar la imputación por los delitos que fueron desechados y esto será en la audiencia del miércoles 26, “que no tiene nada que ver con la cita del martes 24, son asuntos diferentes, sobre el mismo investigado, pero por casos distintos, no necesariamente relacionados el uno con el otro".

“El del martes es un asunto nuevo, no había sido comentado al público, derivado de una denuncia por un delito distinto de los otros tres; es para la Subprocuraduría un evento importante y estaremos informando del resultado de esta comparecencia”, mencionó.

El fiscal especializado declaró que muy seguramente los abogados de Medina acudirán a solicitar que se les muestre la carpeta de investigación, a lo cual tienen derecho, y con base en ello, la Subprocraduría podrá profundizar sobre el contenido de esta denuncia, una vez que se haga del conocimiento del acusado.

El funcionario comentó que el amparo que recientemente se le negó al ex gobernador limitará sus posibilidades de salida o de extracción de la acción de la justicia de Nuevo León.

“No está en mí decir cuáles serán sus actos de defensa respecto a esta cita que me refiero, pero estaremos al pendiente”, dijo.

Canales explicó que la cita del martes será para que Medina declare ante la Subprocuraduría y no se trata de una audiencia judicial, “pero sí está obligado a asistir a esta cita y en caso de que no acuda, abre la posibilidad a la fiscalía de pedir la fuerza pública para su comparecencia”.

Agregó que esta nueva carpeta de investigación es resultado de las indagatorias que realizó la Contraloría del Estado.

En tanto, el ex gobernador deberá presentarse el miércoles de la próxima semana para la audiencia de segunda imputación, donde la Subprocuraduría buscará imputar los delitos de peculado y daños al patrimonio del estado, que en agosto desestimó un juez de control.

Ese mismo día, comentó Canales, será la audiencia ante un juez de control, al vencer el plazo para el cierre de investigación, por el delito de ejercicio indebido de funciones, que es el único por el que el ex mandatario está actualmente vinculado a proceso.

afcl

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS