Hay dos detenidos por muerte de cura: Vera

Tras nueve días, hallan cuerpo de sacerdote desaparecido; el padre fue asesinado en un pleito, dice obispo de Saltillo
13/01/2017
01:18
Francisco Rodríguez, Hilda Fernández y Astrid Rivera Corresponsales y reportera
-A +A

[email protected]

Saltillo.— El obispo de la diócesis de Saltillo, Raúl Vera, aseguró que hay dos detenidos por el asesinato del sacerdote Joaquín Hernández Sifuentes, aunque hasta el momento la Procuraduría de Justicia de Coahuila no ha confirmado lo dicho por el clérigo.

Sus declaraciones ayudaron a que la policía hallara este jueves el cuerpo del cura, quien habría sido asesinado en un pleito, después de haber estado conviviendo en la Casa Parroquial.

“Empezaron en un ambiente de camaradería y se suscitó un conflicto”, comentó el prelado. El cadáver se encontraba semienterrado en un predio en Parras de la Fuente; al parecer fue asesinado a golpes.

La Procuraduría General de Justicia del Estado (PGJE) informó que el lugar fue resguardado a efecto de recabar indicios y datos de prueba para integrarse en la carpeta de investigación.

La dependencia también confirmó que el vehículo del padre, de 36 años, fue localizado en el municipio de Santa Catarina, Nuevo León. Es un Volkswagen Derby, con placas de circulación FKM 3200, que fue asegurado para practicarle las pruebas periciales.

Verá pidió a los ciudadanos quitarse la idea de que los miembros del clero no están expuestos a ser víctimas de cualquier crimen. “Somos como el resto de la sociedad. Vivimos en un ambiente descompuesto”, calificó.

Expuso que la Iglesia católica otorgará el perdón a los culpables del homicidio, pero aclaró que no estarán exentos de la justicia terrenal.

El reporte de desaparición. Hernández Sifuentes, quien era vicario de la iglesia del Sagrado Corazón de Jesús, del poblado La Aurora, en Saltillo, fue reportado a la Subprocuraduría de Personas Desaparecidas el pasado viernes 6 de enero.

El sacerdote desapareció desde el 3 de enero pasado. Tras oficiar las misas de Año Nuevo tomaría vacaciones y se reincorporaría a sus labores el día 7 de ese mismo mes, pero no regresó. El fraile Víctor Sifuentes Méndez, amigo del occiso, intentó comunicarse con él, pero no obtuvo respuesta.

No obstante, un vecino de la parroquia del Sagrado Corazón de Jesús indicó que el pasado martes por la mañana presenció cómo dos jóvenes se llevaron el auto del presbítero.

Fray Víctor indicó que el padre Joaquín no respondió su teléfono desde el martes 3 de enero y que la última conexión a WhatsApp es del martes a las 5:30 de la mañana.

Oran por su descanso. La Conferencia del Episcopado Mexicano (CEM) lamentó el hecho y expresó una oración por el eterno descanso de Hernández Sifuentes y para que sus amigos y familiares encuentren “la fortaleza, esperanza y el consuelo de la fe”.

Con esta muerte, entre diciembre de 2012 y lo que va de 2017 suman 16 sacerdotes asesinados, un seminarista y cinco laicos; además, dos presbíteros aún continúan desaparecidos y hubo dos secuestros frustrados.

El Informe 2016 sobre agresiones contra sacerdotes, elaborado por el Centro Católico Multimedial (CCM), señala que en los últimos cuatro años se han registrado 25 agresiones contra miembros de la Iglesia católica.

De 2012 al término de 2016 se registra un incremento de 80% de curas asesinados con respecto al cuatrienio 2006-2010, al pasar de nueve sacerdotes asesinados a 15.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS