Retienen a trabajadores de Salud en Las Margaritas, Chiapas

Un vocero del la sección 50 del Sindicato Nacional de Trabajadores de la SS dio a conocer que para la liberación de los tres trabajadores, los indígenas piden la cantidad de 800 mil pesos en efectivo y la construcción de una clínica
12/01/2017
14:34
Fredy Martín Pérez / Corresponsal
Las Margaritas, Chiapas
-A +A

Un médico y dos trabajadores de la Secretaría de Salud (SA) estatal permanecen retenidos desde el pasado martes en la comunidad Nuevo Huixtán, en el municipio de Las Margaritas, en protesta porque a principios de diciembre una mujer campesina mordida por una víbora venenosa murió por no recibir oportunamente suero antiviperino.

Un vocero del la sección 50 del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Secretaría de Salud (SNTSA) dio a conocer que para la liberación de los tres trabajadores, los indígenas piden la cantidad de 800 mil pesos en efectivo y la construcción de una clínica.

Explicaron que los trabajadores de la SA fueron convocados a una reunión el pasado martes 10, a la comunidad Nuevo Huixtán, ubicado en la selva y cercano a la frontera con Guatemala, donde los indígenas dijeron que quedaban detenidos por el fallecimiento de la mujer.

Los tres trabajadores fueron trasladados a la comunidad Nueva Constitución, cercano a Nuevo Huixtán, donde viven los familiares de la mujer que a finales de diciembre fue mordida por una serpiente venenosa y cuando la llevaron a la clínica de la localidad, no había suero antiviperino.

Los encargados de la clínica pidieron trasladar a la mujer campesina hacia el hospital regional de Comitán de Domínguez, a 100 kilómetros de distancia, donde se le suministró el suero, pero finalmente perdió la vida.

Las personas detenidas son el médico Ismael Santos Barraza y los trabajadores Joel Orduña y Alfredo Wade Guerrero.

Se desconoce el estado de salud en que se encuentran los detenidos desde el pasado martes por la mañana, cuando viajaron a la comunidad Nuevo Huixtán, donde los pobladores expusieron sus demandas y finalmente decidieron que se quedarían detenidos a cambio de que la Secretaría de Salud entregue 800 mil pesos en efectivo y construya una clínica.

En un comunicado, la sección 50 del SNTSA dice que después de tres meses y medio de suspensión de labores en la Jurisdicción Sanitaria número III, que tiene a su cargo la zona de Nuevo Huixtán y otras comunidades de la selva, en demandad de que los hospitales y clínicas les surtan de medicamentos, equipo e insumos, los trabajadores está preocupados por el deceso de la mujer.

En estos más de 100 días de paros, han sostenido múltiples reuniones con el secretario de Salud, Francisco Ortega Farrera, “para resolver la situación de falta de insumos, medicamentos y equipo” y presupuesto para los hospitales para el primer y segundo nivel de atención médica hospitalaria, pero no han tenido respuesta.

Desde el inicio del paro de labores los trabajadores de la sección 50 del SNTSA manifestaron su preocupación a Ortega Farrera, de que la falta de medicinas e insumos en los hospitales, como parte la crisis financiera en que se encuentra el gobierno del estado, era que fallecieran personas.

Lamentablemente, ese llamado que hicieron, para tratar de resolver la crisis en los hospitales y clínicas de la Jurisdicción Sanitaria, “se convierte en realidad y se produce la perdida de la vida de un ser humano”.

Pero además del “fallecimiento de la paciente, por demás doloroso y desafortunado, ahora se atenta contra la libertad y la vida de tres compañeros, como consecuencia de la indiferencia y desatención, tanto del Secretario de Salud de Chiapas y el gobernador Manuel Velasco Coello”, dice el documento del SNTSA.

Un portavoz del sindicato pidió a los campesinos de Nuevo Huixtán y Nueva Constitución a que liberen a los detenidos, porque “tienen a las personas equivocadas”.

afcl

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS