Caen siete por masacre en Alto Lucero: Duarte

Las 8 víctimas fueron sacadas de su domicilio en la comunidad de El Embarcadero y aparecieron muertos en una brecha
El gobernador Javier Duarte, durante un conferencia, en compañía del nuevo secretario de Seguridad Pública, José Nabor Nava (der). (KARLO REYES. EL UNIVERSAL)
22/08/2016
01:02
Édgar Ávila / Corresponsal
-A +A

[email protected]

Xalapa.— Las ocho personas que aparecieron muertas el fin de semana en el municipio de Alto Lucero fueron sacadas de sus domicilios por un grupo armado, asesinadas y posteriormente abandonadas en una brecha que conduce a Brazo Fuerte.

El gobernador Javier Duarte de Ochoa confirmó que las ocho víctimas eran habitantes de la comunidad de El Embarcadero y calificó el hecho como “totalmente reprobable”.

Acompañado del nuevo titular de Seguridad Pública, José Nabor, y el secretario de Gobierno, Flavino Ríos, Duarte dijo que lograron detener a siete presuntos responsables de la masacre.

Explicó que luego del secuestro, se atendieron los llamados y personal de la Secretaría de Seguridad Pública del estado acudió hasta las comunidades donde reportaron los eventos y se puso en marcha un operativo de seguridad, instalando puntos de control en todas las vías de comunicación de la zona.

Momentos más tarde se logró dar con el paradero de los vehículos utilizados por los delincuentes y se aseguraron 15 unidades.

“Lamentablemente en el lugar donde fueron encontrados los vehículos fueron también ubicados los cuerpos sin vida de las ocho personas que habían sido privadas de su libertad”, dijo.

Indicó que la Fiscalía General del estado, a través de su Fiscalía Regional Xalapa, atendió la situación legal referente al levantamiento, identificación y entrega de los cuerpos a sus familiares, iniciando la carpeta de investigación correspondiente.

Detalló que elementos de la Fuerza Civil de Veracruz le marcaron el alto a una camioneta que portaba placas sobrepuestas, en la que se trasladaban personas del sexo masculino, que al notar la presencia policiaca intentaron huir pero fueron intervenidos de inmediato.

En total ocho personas iban al interior del vehículo, una de ellas solicitó auxilio a la Fuerza Civil, asegurando que era víctima de secuestro y señaló a los demás ocupantes como los responsables del delito.

Al proceder a la revisión exhaustiva del vehículo, los elementos de policía corroboraron la existencia de nueve armas de fuego cortas, con sus cargadores y cartuchos que las abastecían (15 cargadores y 169 cartuchos útiles).

 

Mantente al día con el boletín de El Universal

Comentarios