7

Acusan a procurador de Michoacán de pactar con el narco

Facilitó acceso de 'CJNG' a Michoacán: 'Los Viagras'
Nicolás Sierra Santana, 'El Gordo', líder del grupo armado Los Viagras (ARMANDO SOLÍS. EL UNIVERSAL)
20/04/2016
03:20
Carlos Arrieta / Corresponsal
-A +A

[email protected]

Nicolás Sierra Santana, líder del grupo armado Los Viagras, acusó al procurador de Michoacán, José Martín Godoy Castro, de mandarlo a pactar con Nemesio Oseguera Cervantes, El Mencho, cabeza del Cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG), para que las autodefensas permitieran el ingreso del grupo criminal al estado.

EL UNIVERSAL buscó durante tres días consecutivos al procurador para conocer su opinión sobre los señalamientos de Sierra Santana, pero no fue posible contactarlo pues en su oficina de Comunicación Social argumentaron “motivos de agenda”.

En entrevista, Nicolás Sierra, El Gordo, se declaró miembro de los grupos de autodefensa; negó pertenecer a un cártel del crimen organizado.

Detalló que los encuentros con Godoy Castro y con El Mencho ocurrieron entre los días 14 y 17 de octubre de 2014; también le atribuyó utilizar como intermediario con grupos armados a Carlos Rosales, El Tísico, líder del extinto cártel La Familia Michoacana, quien fue ejecutado a finales de 2015 en una reunión de capos efectuada en la Tierra Caliente del estado.

Reveló que previo a que se diera a conocer el video en donde aparece con Servando Gómez Martínez, La Tuta, ex líder criminal de Los Caballeros Templarios, el procurador y sus operadores le pidieron dinero a cambio de no filtrar dicha grabación.

¿Por qué ahora se decide a hablar del tema?

—Por el hostigamiento contra nosotros. Martín Godoy Castro, procurador de Michoacán, me llevó a pactar con El Mencho, del Cártel Jalisco, y como no acepté sus condiciones y no quise estar bajo el mando del cártel, por eso es tanta persecución y homicidios.

La familia se respeta, si soy culpable que vengan por mí, no por mi familia.

Demando a Martín Godoy por haberme llevado con Mencho entre el 14 y el 17 de octubre de 2014. Tuve miedo y guardé silencio, pero ya no me voy a quedar callado.

¿Dónde fue el encuentro?

—Nos subimos a un helicóptero de Martín Godoy; iba Yankee, el piloto y una señorita, y paramos en la PGR de Guadalajara. En el edificio platicamos Yankee [operador policial y de PGJE], Filippini [Carlos Alberto Cedano, ex coordinador regional de PGJE] y otro personaje que identifico en fotos; de ahí salimos en una camioneta blindada, me llevó Filippini y otro, no sé si era el jefe de la Procuraduría de Guadalajara, salimos a Sayula, paramos en una gasolinera y ahí nos recogió una camioneta Amarok gris; caminamos de Sayula, pegados a la sierra, por espacio de 10 minutos y llegamos a donde nos esperaba El Mencho.

¿Iba Martín Godoy?

—No, Martín Godoy no iba, pero antes de salir de Morelia platicamos con él y de su oficina me mandó a hablar con El Mencho.

¿Qué le dijo el procurador?

—Que El Mencho se quería meter al estado y como las autodefensas no queríamos dejarlos meter, me mandó a pactar para no pelear entre nosotros. Cuando estaba con Mencho, le mandó saludos a él y a Castillo [Alfredo, ex comisionado federal para la seguridad de Michoacán].

¿Llegaron a algún acuerdo con El Mencho?

—No, no quise. Quería el estado. Que me la llevara tranquila, que tenía mucho dinero y [me dijo] si no entrando el año te fijas lo que te va a pasar. No le contesté, pero pensé, ‘yo tengo hartos amigos y no me van a dejar solo’.

Nos reunimos en una galera, en una huerta de aguacate en Sayula, a cinco o 10 minutos pegado a la sierra. De regreso, el procurador me buscó para ver qué acuerdos habíamos logrado y le dije que cada quien su estado.

¿Qué opina de que Silvano Aureoles y las autoridades estatales no los consideran autodefensas?

—No les conviene. Soy la única persona que les ha levantado la voz, que les junta gente; yo soy quien le junta a los pueblos.

¿Es usted uno de los ocho principales objetivos que busca la procuraduría?

—Sí, porque ellos son del Cártel Jalisco y están a las órdenes de El Mencho. No me han capturado porque no me voy a dejar y la gente no va a dejar que me lleven; ya no nos vamos a quedar callados; tópenos con quien tópenos [sic…]. No nos vamos a desarmar.

¿Cree que utilizaron a las autodefensas para desterrar a los Templarios y ahora colocar en ese estado al CJNG?

—Sí, así es. La procuraduría del estado es la que ahora cobra todo lo que cobraban Los Templarios. El gobierno estatal es el crimen organizado con charola.

¿Fueron convocados a la reunión de líderes armados donde mataron a Carlos Rosales, El Tísico?

—No, porque hay un conflicto con ese grupo, con Chanda y Cenizo [objetivos criminales de la PGJE]. Carlos Rosales vino a verme tres veces por mandato de Martín Godoy y me dijo que nos la lleváramos tranquilos porque nos iban a echar bola, pero nosotros no estamos peleando; Martín Godoy me mandó a matar gente y yo no lo hice.

El gobernador de Michoacán, Silvano Aureoles, afirmó que los líderes de Los Viagras han salido del estado; sin embargo, el día de la entrevista Nicolás Sierra Santana estaba a unos cuantos metros del megaoperativo implementado por el Grupo de Coordinación de la entidad, en el que participaron fuerzas estatales y federales, la segunda jornada violenta de bloqueos y autos incendiados.

Comentarios