Reincidentes en buena hora

A pesar de todo. Tercas como son, y cíclicas, han regresado a nuestras calles las jacarandas. Cada año porfían en su mensaje: se le puede ganar al gris. Les basta el color tan suyo combinado con hartos verdes para darle a la Ciudad una noticia: hay que reclamar, aguantar, tener paciencia, sacar fuerza de donde haya, y hallarla, para no cejar.

La soberanía radica en el pueblo

 

El 31 de enero pasado, 10 asociaciones ciudadanas solicitamos al jefe de Gobierno convocara a plebiscito para la ratificación o negativa de la sociedad capitalina a la nueva Constitución de la CDMX, aprobada por la Asamblea Constituyente.

Ante la respuesta negativa por parte del Gobierno de la Ciudad, el 17 de febrero los representantes de las mismas organizaciones promovimos ante el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación un Juicio de Protección de los Derechos Políticos Electorales del Ciudadano (JDC).

Transparencia, compromiso con la sociedad

Un conjunto de reformas constitucionales y legales han colocado a la trasparencia en México en uno de los mejores momentos de su historia reciente, pero, también, en un punto de arranque para hacer efectivo el ejercicio, sin discriminación ni restricciones, del derecho de acceso a la información y la consecuente exigencia de una efectiva rendición de cuentas del quehacer gubernamental en todo el país. 
 

¿Se pueden cumplir las propuestas?

El domingo pasado, el virtual presidente electo, López Obrador, dio a conocer el “Plan 50” y otras propuestas para reorganizar la Administración Pública Federal; ha dicho que las abordará cuando ya sea presidente electo. Sin embargo, quiero resaltar tres de éstas: la descentralización de las Secretarías de Estado, concentración de facultades en los delegados federales y unificación de las compras del gobierno federal. Tenemos muchas interrogantes y ojalá el nuevo gobierno tenga las respuestas.

Los trabajadores en el gobierno de AMLO

Si hay un sector de la sociedad mexicana que no ha conocido la transición a un escenario de apertura, es el de los trabajadores.

El comercio exterior se liberalizó desde 1986 y el sistema electoral se abrió a partir de la entrada de operación del IFE en 1990.

En contraste, los trabajadores siguen sujetos al vetusto corporativismo sindical. Vistos por los patrones como ‘raza de bronce que todo aguanta’, el grueso de los trabajadores mexicanos carece de libertad.

El futuro del PRD

¿Veremos un PRD cohesionado y fuerte en los años que vienen? Y más aún: ¿le hace falta al país? La respuesta sin dudar es que sí. El zigzagueante inicio de ‘mandato adelantado’ que ya ejerce el futuro gobierno federal, genera dudas, incluso temores. Y no sólo el PRD, por lealtad a México, los partidos políticos tienen un papel que jugar en la transición que viene.

Páginas