Agricultores de Tierra Caliente piden declaratoria de desastre

Se calcula una pérdida de hasta un 75% de las cosechas, como consecuencia de la sequía, por la ausencia de lluvias y las elevadas temperaturas de hasta 40 grados centígrados
Prevén un panorama de crisis alimentaria debido a la falta de maíz para el consumo humano y por la falta de forrajes y pastura para el ganado (Foto: Archivo)
09/08/2015
17:57
Juan Cervantes / Corresponsal
Chilpancingo, Guerrero
-A +A

Agricultores y ganaderos de los municipios que integran la región de la Tierra Caliente, le solicitaron al titular de la Secretaría de Desarrollo Rural (SEDER) Rigoberta Acosta González, que haga la declaratoria de desastre ante el Fondo de Desastres Naturales (FONDEN), por la pérdida de hasta un 75 por ciento de las cosechas de maíz, como consecuencia de la sequía, por la ausencia de lluvias y las elevadas temperaturas de hasta 40 grados centígrados.

El funcionario estatal dio a conocer que en una reunión que sostuvo con comisarios municipales, de organizaciones ganaderas y directores de desarrollo rural de los municipios de Altamirano, Tlalchapa, Cutzamala, Zirándaro, Coyuca de Catalán, San Miguel Totolapan, Tlapehuala, Ajuchitlán  y Arcelia, le dieron a conocer que por la prolongada sequía que se abate sobre esa región, la cosecha de maíz, frijol, calabaza y los pastizales, prácticamente se han siniestrado en más de un 75 por ciento.

Dio a conocer que los representantes campesinos y ganaderos, le informaron que las milpas crecieron, pero que por falta de agua y de fertilizante, a los elotes no les crecieron los granos y en varios sembradíos, las semillas ni siquiera germinaron, por lo que le plantearon que este año la cosecha será muy raquítica y habrá escasez de alimentos.

Los ganaderos señaló que le pintaron un panorama de crisis alimentaria debido a la falta de maíz para el consumo humano y por la falta de forrajes y pastura, el ganado comenzará a enflaquecer y en algunos casos, hasta podrían morir, si el gobierno estatal y federal, no acuden en auxilio de los pobladores de los municipios calentanos.

Agregó Rigoberto Acosta, que el gobierno estatal, hará su parte para gestionar la petición de los campesinos y ganaderos, como el pago del seguro catastrófico que es de mil 500 pesos, que no resolverá en su totalidad el problema porque los agricultores invierten cerca de ocho mil pesos por hectárea sembrada, por lo que les planteó que en la solución de este problema “deberemos entrarle todos, el gobierno del estado, la federación, los ayuntamientos y los productores”.

Por su parte, los ganaderos de la Tierra Caliente, dieron a conocer que si los gobiernos estatal y federal no les presentan a la mayor brevedad un programa de rescate, tienen programado un plan de acción que incluye el cierre de las carreteras que comunican a los 9 municipios de la Tierra Caliente, hasta que se declare a esa región zona de desastre.

mvl

Mantente al día con el boletín de El Universal