Piden no cerrar caso de niño muerto durante protesta

Exigen justicia tras muerte de niño durante protesta
Elia Tamayo, madre del menor que falleció luego de un enfrentamiento en la comunidad de San Bernardino Chalchihuapan, exigió a las autoridades que encuentren a los responsables y se les castigue por este suceso (CUARTOSCURO)
09/07/2015
03:21
Ruth Rodríguez
-A +A

[email protected] eluniversal.com.mx

Después de realizar un acto de protesta y colocar una corona de flores frente a la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH), Elia Tamayo, madre del niño de 13 años que murió durante un enfrentamiento entre pobladores y policías estatales el 9 de julio de 2014 en Chalchihuapan, Puebla, exigió no se dé carpetazo a las indagatorias y se castigue a los responsables.

Acompañada de Graciela Bautista cuyo familiar se encuentra preso, Tamayo denunció que hasta la fecha ningún elemento policiaco se encuentra detenido y recriminó a la CNDH su olvido para dar seguimiento a la recomendación que emitió.

Sobre este caso, la comisión defensora de los derechos humanos informó que a un año de lo ocurrido en la comunidad de San Bernardino Chalchihuapan, aún quedan pendientes de cumplimiento cinco de 11 puntos recomendatorios, particularmente lo relativo a la determinación de las responsabilidades de los servidores públicos involucrados y la sanción.

El organismo autónomo reiteró su llamado al gobierno de Puebla para que cumpla la recomendación 2VG en su totalidad y aseguró que no permitirá que se dé carpetazo en tanto no sean atendidos, a cabalidad, todos los puntos recomendatorios.

En un comunicado, se informó que Jorge Ulises Carmona Tinoco, sexto visitador general de la CNDH, recibió a la señora Elia Tamayo, madre del niño que falleció por un  impacto en la cabeza de un proyectil de la polícía durante un enfrentamiento entre policías estatales y pobladores el pasado 9 de julio de 2014, cuando se manifestaban en la autopista Puebla-Atlixco.

El funcionario le dijo a Elia Tamayo, quien estuvo acompañada por Alan Jiménez, asesor en derechos humanos, y Araceli Bautista, madre del ex presidente auxiliar de Chalchihuapan, que para la CNDH lo sucedido en esa fecha es grave, por lo que continuará el seguimiento escrupuloso a los puntos recomendatorios hasta su total cumplimiento por parte del gobierno.

Les dio a conocer que el organismo emitirá medidas cautelares al gobierno del estado de Puebla para que cese el acoso contra las víctimas y se atienda la salud de los pobladores que se encuentran en prisión.

Acciones. Sobre los puntos recomendatorios, cuyo cumplimiento aún está pendiente, destaca el que se informe sobre las sanciones administrativas y/o penales definitivas que hayan sido impuestas a los servidores públicos involucrados, así como la reparación del daño, ya que está en estudio la determinación de los criterios utilizados para fijar los montos asignados a las víctimas.

La CNDH consideró que el acto de disculpa pública hacia los afectados realizado por las autoridades de Puebla, no se ajustó a los estándares internacionales, por lo que este punto también se encuentra pendiente de cumplimiento.

En seguimiento a la recomendación, este organismo nacional ha enviado 11 solicitudes de información a diversas instancias y dependencias del gobierno del estado de Puebla y ha recibido 28 oficios de respuesta.

Elia Tamayo Montes expresó su demanda de justicia, y exigió la inmediata libertad de los pobladores que están en prisión por este caso.

También solicitó a la CNDH que los acompañen a la marcha que este día, 9 de julio, a un año de los hechos, realizarán los pobladores desde Chalchihuapan a la ciudad de Puebla, en un trayecto de unos 30 kilómetros que realizarán a pie y en autobús.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS