Gustavo Rodríguez ya es el nuevo arzobispo

“Como el buen ladrón”, narcotraficantes pueden cambiar y arrepentirse, afirma prelado. Ofrece respeto a homosexuales, “porque son hijos de Dios y la Iglesia no excluye a nadie”
Acompañaron al nuevo arzobispo el nuncio Christophe Pierre y el cardenal Norberto Rivera, además de personajes políticos de Mérida (LORENZO HERNANDEZ. EL UNIVERSAL)
30/07/2015
00:54
Yazmín Rodríguez / Corresponsal
-A +A

Mérida.— El nuevo arzobispo de Yucatán, Gustavo Rodríguez Vega, aseguró que lejos de querer que a los narcotraficantes se les mate, hay que pensar que pueden cambiar y que como “el buen ladrón que se arrepintió en el último momento, también puedan hacer otra vida y dejar de ser almas pervertidas”.

También señaló que la Iglesia católica vive tiempos de apertura y por ello respetarán a los homosexuales, porque “son hijos de Dios y la Iglesia católica no excluye a nadie”, pero también dejó en claro que la grey a su cargo, continuará promoviendo la unión entre un hombre y una mujer que es la esencia del matrimonio.

Esto en una ceremonia realizada en la Santa Iglesia Catedral, ubicada en el centro de Mérida, en donde recibió la estafeta de la Arquidiócesis de Yucatán de manos del ahora arzobispo emérito, Emilio Carlos Berlié Belaunzarán.

Rodríguez Vega proviene de la Arquidiócesis de Nuevo León y Tamaulipas en donde trabajó más de seis años, pero advirtió que a partir de ahora, “seré un yucateco como el que más, que buscará ayudar a los necesitados y desvalidos”.

Monseñor Rodríguez Vega ofreció luego una conferencia de prensa y posteriormente una misa en las instalaciones del Siglo XXI en esta ciudad, a donde acudieron políticos del PRI y del PAN, así como el gobernador Rolando Zapata Bello y la ex gobernadora Ivonne Ortega Pacheco.

Acompañaron al nuevo arzobispo el nuncio Christophe Pierre y el cardenal Norberto Rivera.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS