Crónica. “Ya venía mal; tenía varias manchas negras”

A Marlene le inyectaron aceite automotriz para “moldear” su cuerpo
A la paciente se le encontró parafina y aceite de automóvil en senos, muslos y glúteos (ARCHIVO REUTERS)
30/07/2015
00:53
Amalia Escobar / Corresponsal
-A +A

Hermosillo.— En el área de cirugía para mujeres del Hospital General del Estado (HGE) esta internada Marlene Priscila, una joven de 23 años, cuya vida, actualmente, está en peligro.

Hace tres meses, presuntamente, una persona la engañó al decirle que le haría un tratamiento para “moldearle” el cuerpo, sin embargo, el procedimiento consistió en inyectarle aceite para carro y parafina en pechos, muslos y glúteos.

María García, su madre, es enfermera desempleada y relata a EL UNIVERSAL el calvario que ha sufrido desde el 16 de junio, día en que su hija regresó de Nogales a vivir a Hermosillo acompañada de sus dos hijos de dos y cuatro años de edad.

“Ya venía mal, le vi unas manchas negras en sus piernas y le pregunté qué le pasaba, fue entonces que me platicó de un encuentro casual que tuvo en la calle con un travesti apodado La Sugey”, asegura.

Según le contó: “La Sugey tenía un cuerpo marcado precioso, y al preguntarle cómo lo había logrado, le dijo que se lo había hecho con aceite mineral y que podía hacérselo. Hicieron el trato y se lo aplicó a mi hija en un domicilio de la colonia Kennedy donde ella vivía, y le cobró 2 mil pesos”.

Marlene Priscila se sentía mal y regresó con su familia; ese día fue internada y a la fecha lleva tres operaciones. La última el 28 de julio.

Le iban a operar los dos glúteos, pero sólo le abrieron uno porque sangró mucho y en el otro los médicos no quisieron arriesgarse. El daño no fue eliminado por completo, “necesita el sistema VAC (un aparato para curar heridas extremas) para que le salga todo el aceite”, explica.

De acuerdo con un reporte médico emitido por el HGE, a la paciente se le encontró parafina y aceite de automóvil en senos, muslos y glúteos.

Solicitan apoyo. La señora María García solicita apoyo de la sociedad y del secretario de Salud, Bernardo Campillo, para poder adquirir el sistema VAC, una esponja absorbente de aceite removible —con un costo de 20 mil pesos—, el cual se le debe aplicar a la paciente cada cuatro días.

También requiere de donadores de sangre O positivo y apoyo económico, pues desde el día en que ingresó al hospital a la fecha, la cuenta asciende a 110 mil 09 pesos con 50 centavos; aunque le aplicaron un descuento de 45 mil 784 pesos, en total adeuda 64 mil 245 pesos con 49 centavos.

Su familia no tiene recursos para pagar el adeudo, por lo que solicita apoyo y solidaridad de quienes deseen aportar a la cuenta de Banamex 7010/383207, Clabe Interbancaria 002760701003832074, a nombre de Preciliano Espinoza Ramírez.

Por consejo de amistades, ya acudió a pedir apoyo económico a las oficinas de los partidos políticos: PRI y PAN, a los diputados en el Congreso del Estado; en ningún lado hay dinero.

“Que me espere hasta septiembre, me dicen, pues como ya pasaron las campañas políticas, ya no ayudan”, recrimina la mujer.

Desesperada, María García comenta que su hija está sufriendo mucho, tanto por los intensos dolores que no se le quitan, ni aun cuando le administran morfina, así como por su estado anímico.

“Mi hija tiene miedo, dice que va a morir, grita de dolor”, expresa la angustiada madre que escucha de voz de su hija que le encarga a sus hijos por si algo le llega a pasar.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS