Por inseguridad, cierran centro de atención a migrantes en Guadalajara

La organización señaló que la inseguridad se ha agravado en los últimos 18 meses y su integridad personal se encuentra en riesgo
Durante los cinco años que estuvo abierta, el Centro de Atención al Migrante recibió al rededor de 19 mil personas. (Foto: Xinhua / Archivo)
29/07/2015
19:05
Raúl Torres / Corresponsal
Guadalajara, Jalisco
-A +A

Por motivos de seguridad y ante la falta de respuesta de las autoridades, la organización FM4 Paso Libre decidió cerrar el Centro de Atención al Migrante (CAM) que manejaba.

A través de un comunicado, la organización señaló que las condiciones de inseguridad se han agravado en los últimos 18 meses tanto para los migrantes en su paso por Guadalajara como para las personas que colaboran en dicho lugar.

“Desafortunadamente, circunstancias ajenas a nosotros han puesto nuestra labor en riesgo, y el tránsito de los migrantes por la ciudad se ha vuelto peligroso, sumando ahora una mayor vulnerabilidad a ellos, por la falta de este punto de apoyo humanitario; desatender o clausurar la labor de atención a migrantes tiene consecuencias sociales y de seguridad para la población de la Zona Metropolitana de Guadalajara; tal y como ocurre en otras ciudades del país, grupos vinculados a la delincuencia aprovechan el aislamiento y la marginación a la que se orilla al migrante y lo violenta directamente (asalto, secuestro, abuso sexual y/o físico) o bien, lo involucra en sus actividades ilícitas, enganchándolos a alguna sustancia o reclutándolo por intimidación”, señala el comunicado.

El CAM se abrió en 2010 para brindar ayuda humanitaria a los migrantes y durante estos cinco años ha recibido alrededor de 19 mil personas. 

La organización inició en 2007 y actualmente tienen 75 voluntarios.

Además de la ayuda humanitaria, FM4 ha hecho trabajo de investigación y de sensibilización para difundir la problemática migratoria en escuelas, universidades, grupos parroquiales y vecinales, iglesias y empresas.

También ha trabajado para exigir políticas públicas que incidan directamente en la promoción y defensa de los derechos humanos del migrante.

“Sin embargo, la continuidad de este espacio de articulación social, de tejido de redes y fortalecimiento de valores, se encuentra seriamente amenazada”, indica el comunicado.

En los últimos tres meses, los defensores de derechos humanos han denunciado esta situación ante las autoridades de los tres niveles de gobierno, solicitando garantías para que el trabajo del CAM pudiera continuar y para que las personas migrantes tengan condiciones de seguridad y dignidad en su tránsito migratorio.

“En las últimas semanas, hemos abierto diálogo de manera particular con el Gobierno del Estado de Jalisco, del cual reconocemos apertura y escucha. Además le instamos a atender la situación a fin de encontrar solución a la inminente amenaza de no poder continuar con la labor humanitaria. Seguimos a la espera de la respuesta por parte de las autoridades estatales”, concluyen.

 

 

mvl

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS