SSP cesa a 37 policías por paro de labores

Los manifestantes marcharon al Congreso local para solicitar una reunión con el gobernador Rogelio Ortega
Los agentes inconformes acusan que el titular de Seguridad, Pedro Almazán Cervantes, les niega prestaciones y equipo táctico especializado para trabajar (DASSAEV TÉLLEZ. EL UNIVERSAL)
23/07/2015
03:17
Vania Pigeonutt / corresponsal
-A +A

Chilpancingo.— La Unidad de Contraloría y Asuntos Internos de la Secretaría de Seguridad Pública estatal (SSP) cesó temporalmente a 37 policías quienes el lunes iniciaron un paro de labores para exigir la destitución del titular de seguridad, Pedro Almazán.

Ayer, por tercer día consecutivo, una representación de policías se apostaron desde las 8:00 horas frente a las oficinas del Centro de Control, Comando y Cómputo en Chilpancingo, para exigir la remoción de Almazán Cervantes, a quien acusan de negarles prestaciones y equipo táctico especializado para realizar sus funciones.

Alrededor de las 12:30 horas llegó al lugar un funcionario de la SSP, quien les entregó el oficio de investigación administrativa INV/198/2015, que se sigue por el “presunto hecho: dirigir, organizar, participar en movilizaciones, paros de servicio o cualquier otra manifestación o protesta en contra de sus superiores o de la institución policial dentro o fuera de su servicio”.

Los agentes señalan que el oficio prácticamente implica que los darán de baja de la corporación “por defender nuestros derechos y hacerles entender que no podemos coordinarnos en operativos con la (Policía) Federal cuando no tenemos la capacitación ni el equipo adecuado”.

“Los compañeros de Acapulco, Iguala y Costa Chica, solicitamos algo justo. Somos 2 mil 925 elementos de la Fuerza Estatal, todos tenemos condiciones malas de trabajo, pero por miedo a denunciar, sólo algunos emprendimos este movimiento”, señalan los agentes, que piden el anonimato.

Añaden que entre las razones de su movimiento está que los envían a disuadir protestas, a escoltar a funcionarios, acompañar en la excavación de fosas clandestinas y levantamiento de cuerpos, sin tener garantías de que su trabajo será desempeñado con el mayor blindaje ante posibles riesgos, que deberían brindarles la SSP; han denunciado la situación ante la Comisión Estatal de Derechos Humanos.

Los manifestantes también marcharon al Congreso local en busca de apoyo y para solicitar una reunión con el gobernador sustituto, Rogelio Ortega. Estuvieron hasta las 14:30 en el lugar pero nadie los recibió. Una comisión de policías se reunió con funcionarios estatales en el Palacio de Gobierno para tratar de solucionar la situación.

Mantente al día con el boletín de El Universal