Lo apuñalan, golpean, entierran y sobrevive

Alumnos del Cobach son acusados de querer matar a un amigo
Tras ser herido, el joven fue semienterrado en una zona desértica de la carretera Puerto Peñasco-Sonoyta (ARCHIVO EL UNIVERSAL)
18/07/2015
03:11
Amalia Escobar / Corresponsal
-A +A

Puerto Peñasco.— Dos estudiantes del Colegio de Bachilleres (Cobach) fueron detenidos como presuntos responsables de privar de la libertad, golpear y acuchillar hasta en 24 ocasiones a un compañero de la escuela, a quien enterraron en el desierto, y logró sobrevivir. Otro menor fue asegurado por probable complicidad en los hechos.

De acuerdo con el reporte de la policía municipal, alrededor de las 01:10 horas del jueves pasado, se reportó al C4 que a la altura del kilómetro 65 de la carretera Puerto Peñasco-Sonoyta, se encontraba una persona semienterrada en una zona desértica.

De forma paralela, familiares de César “N”, de 16 años, habían reportado a las autoridades policiacas que el menor había intentado comunicarse con ellos vía telefónica. El adolescente fue rescatado y llevado a una clínica particular por desconocidos.

La víctima relató a los agentes que se encontraba conviviendo en los límites de Puerto Peñasco con un amigo de nombre Francisco, cuando llegaron dos jóvenes con la cara tapada, quienes con amenazas los obligaron a abordar el vehículo y le cubrieron el rostro con un trapo.

Antes de enterrarlo hasta los hombros, los dos jóvenes lo ataron de pies y manos, lo golpearon y lo acuchillaron hasta en 24 ocasiones.

Su acompañante se alejó del lugar junto a los victimarios y minutos después dio aviso a la policía sobre los hechos y delató a los culpables.

Por la presunta responsabilidad en los hechos, se detuvo a Juan de Dios “N”, de 16 años; Luis Enrique “N”, de 15 años, quienes aceptaron haber perpetrado el atentado por supuestos problemas que tuvieron en la escuela. Francisco “N”, de 16 años, también fue aprehendido por probable complicidad en los hechos.

Los menores quedaron detenidos y fueron internados en el Instituto de Tratamiento y Aplicación de Medidas para el Adolescente, en tanto el Misterio Público define su situación.

Mientras, César es atendido en el Hospital General de Puerto Peñasco, donde lo reportan aún inestable, debido a que una de las cuchilladas le perforó el pulmón.

La Procuraduría de Justicia en Sonora informó que en las próximas horas el agente del Ministerio Público del fuero común remitirá ante un juez a los tres menores como probables responsables de una conducta tipificada como homicidio calificado en grado de tentativa, con la hipótesis de premeditación, alevosía y traición, cometido por pandilla.

INFORMACIÓN RELACIONADA

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS