Volcán de Colima mantiene actividad sísmica estable

El análisis de cenizas y flujos piroclásticos mostraron la presencia de minerales que indican un contenido relativamente alto de agua en el magma, lo que implica un potencial de explosividad
Foto: @LUISFELIPE_P
17/07/2015
11:39
Colima
-A +A

El volcán de Colima mantiene una actividad sísmica estable tras el episodio eruptivo que empezó el 4 de julio y, aunque han disminuido las emisiones de gases, éstas continúan siendo elevadas, informó hoy el ministerio de Gobernación de México.

"El nivel de actividad sísmica se mantiene estable, sin haber recuperado los niveles previos al episodio eruptivo", dijo la dependencia en un comunicado tras el sobrevuelo realizado sobre el volcán, ubicado en los límites de los estados occidentales de Colima y Jalisco.

La Secretaría de Gobernación declaró que "las emisiones de gases han ido disminuyendo en los últimos días", aunque "se mantienen relativamente elevadas en comparación con las mediciones de los meses anteriores".

En los últimos días, el volcán de Colima ha registrado una intensa actividad con constante expulsión de material incandescente, ceniza, flujos piroclásticos y derrumbes sobre las laderas, especialmente el pasado 10 y 11 de julio.

El análisis de cenizas y flujos piroclásticos mostraron "la presencia de minerales que indican un contenido relativamente alto de agua en el magma, lo que implica un potencial de explosividad, en comparación con los materiales expulsados en años recientes", detalló.

Además, las observaciones aéreas han permitido ver que la actividad de los días pasados resultó en la parcial destrucción del domo que se encontraba alojado en la cima y en la formación de un cráter en forma de anfiteatro o herradura, abierto hacia el sur.

Es en este nuevo cráter donde "se está alimentando un derrame de lava activo, de rápido desplazamiento en la misma dirección, en la zona de pendiente fuerte".

La orientación del anfiteatro hacia el sur favorece la futura canalización de los productos volcánicos en esa misma dirección.

Ello pone en peligro las zonas colindantes con las barrancas Montegrande y San Antonio, por lo que son consideradas "de alto peligro" ,indicó.

Con todo, el gobernador de Colima, Mario Anguiano, acordó junto con la Dirección General de Protección Civil y autoridades estatales disminuir a ocho kilómetros el radio de exclusión a partir del cráter del volcán.

Se realizará un nuevo sobrevuelo al cráter con equipo especializado del Centro Nacional de Prevención de Desastres (Cenapred) para la detección de dióxido de azufre en la atmósfera, principalmente sobre el perímetro del volcán.

ovs

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS