Se encuentra usted aquí

"México hace el trabajo sucio de EU"

23/06/2015
04:16
Miguel Bonilla / Clínica de periodismo
-A +A

Para expertos en el tema de la migración, el alza en el número de aseguramientos de menores indocumentados habla de un aumento en las estrategias de contención en el marco del Plan Frontera Sur, “por encima de las acciones de protección, asistencia y defensa”.

Javier Urbano, coordinador del Programa de Asuntos Migratorios de la Universidad Iberoamericana campus Santa Fe, explicó que este aumento se debe a que las acciones del citado plan se están enfocando en áreas de movilidad migratoria como las estaciones de trenes o de autobuses.

Dijo que es importante no olvidar que las políticas de contención fronteriza están claramente sincronizadas con la política en la materia en Estados Unidos, “por lo cual esta narrativa de eficacia también está dirigida a la propia administración de la Unión Americana, a fin de justificar las políticas de cooperación fronteriza”, aseguró.

El problema más grave de los aseguramientos llevados a cabo contra estos menores, de acuerdo con el investigador, es que no existe una capacidad institucional instalada para atender a esta población debido a que los funcionarios en sus diversos niveles no están capacitados para gestionar la atención a los niños y niñas, especialmente los de gobiernos locales en la ruta migratoria.

Sobre la falta de seguimiento a este asunto por parte de los medios de comunicación, Urbano dijo que para ellos es un tema que no “posiciona” en radios, televisiones o periódicos, debido a que no atrae la atención de una sociedad ajena a la problemática.

“Muchos medios ven a la migración como un asunto conyuntural que se menciona sólo en tanto ocurren tragedias o cuando se promueven discursos de criminalización. Por ello, labores como la que hace EL UNIVERSAL es destacada, por ser uno de los medios de comunicación que no se enganchan a temas de moda y pone énfasis en los asuntos de urgencia”.

Por su parte, María Dolores París Pombo, investigadora del Departamento de Estudios Culturales del Colegio de la Frontera Norte (Colef), dijo que una de las problemáticas generadas por el Plan Frontera Sur es que se pone en peligro, más que nunca, tanto a menores como adultos migrantes.

“Las medidas más importantes han sido retenes y volantas, y en el caso del ferrocarril, bajar a la gente del tren en situaciones de peligro. Los migrantes, al ver que se está deteniendo el tren y que hay un retén, se lanzan de éste en condiciones peligrosas”, consideró.

A pesar de que el Frontera Sur se presentó como algo en defensa de los derechos humanos, no ha sido así.

Subrayó que en el caso específico de los menores hay un problema adicional: “Desde la Ley de Migración de 2011, el Estado mexicano se comprometió a que niños, niñas y adolescentes no irían a parar a las estaciones migratorias. Esto es una obligación y no la ha cumplido el gobierno; la enorme mayoría de los menores está llegando a las estaciones migratorias donde hay una situación de hacinamiento”, acusó la experta.

La también doctora en investigación en ciencias sociales por la Facultad Latinoamericana de Ciencias Sociales, sostuvo que en el caso de los hombres adolescentes, los albergues del DIF no quieren recibirlos.

“Dicen que no tienen las condiciones de infraestructura ni de personal para recibirlos. Los menores están llegando a las estaciones migratorias con los adultos, donde son detenidos prácticamente como si estuvieran en una prisión.

“Lo único que ha cambiado en términos de la ley de 2011 ha sido el lenguaje. El gobierno mexicano ha desarrollado gran cantidad de eufemismos: en lugar de detenerlos ahora los ‘está rescatando’, y en lugar de meterlos a un centro de detención, los está ‘presentando en estaciones migratorias’”, agregó París Pombo.

La investigadora consideró, en conclusión, que México está haciendo el “trabajo sucio” de Estados Unidos.

 

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS