Se recrudece violencia; 17 muertos en 48 horas

Comando ultimó, este sábado, a tres mujeres y un hombre en Monterrey
Elementos de la Policía Estatal acudieron al lugar de las ejecuciones, en la parte alta de la colonia Independencia, zona que se caracteriza por las frecuentes disputas entre bandas del crimen organizado (Foto: EMILIO VÁSQUEZ / EL UNIVERSAL)
21/06/2015
02:41
David Carrizales / Corresponsal
Monterrey
-A +A

[email protected]

Un repunte de la violencia se registra en Nuevo León después del proceso electoral del pasado 7 de junio, que en tan sólo en dos días ha dejado un saldo de 17 muertes en hechos relacionados con la delincuencia organizada.

Ayer se reportó un nuevo ataque de un grupo armado, que baleó a cuatro personas —tres mujeres y un hombre— cuando éstos permanecían en el interior de un domicilio ubicado entre las calles Serafín Peña y Lago de Pátzcuaro, en la colonia Independencia al sur de esta ciudad.

El reporte preliminar señala que, según versiones de familiares, las víctimas mortales son dos jovenes de 15 años de edad, identificadas como Aracely Guadalupe Cerda y Berenice Saucedo, así como Carmen Janeth Quintanilla, de 25 años, y un hombre de 17 años conocido como Erick.

El ataque fue reportado después de las 10:00 horas, aunque presuntamente ocurrió durante la madrugada, cuando hombres armados ingresaron al domicilio que se localiza en la parte alta de dicha colonia y asesinaron a las tres mujeres, en tanto al joven lo ultimaron sobre el techo de la vivienda.

La zona donde ocurrió el ataque se caracteriza por las disputas entre bandas del crimen organizado, y el hecho se registró dentro de una racha sangrienta que en dos días ha dejado 17 muertos en Nuevo León, en incidentes presuntamente relacionados con la delincuencia organizada.

El viernes fueron ultimados 10 hombres, entre empleados y clientes de una distribuidora de cerveza en el municipio de García. Al respecto, Grupo Modelo precisó que los fallecidos no son sus empleados, pues la tienda atacada no forma parte de su red de agencias, sino que es de un cliente.

Ese día, un hombre y una mujer también fueron ejecutados en una brecha del municipio de Apodaca y un presunto delincuente fue abatido por un policía de la Fuerza Civil, en la comunidad Emiliano Zapata, municipio de Parás.

En tanto, familiares y vecinos de las 10 personas ejecutadas en García rechazaron la versión del procurador de Justicia Javier Flores Saldívar, quien afirmó que según informes preliminares, se trató de “un ataque entre miembros de la delincuencia organizada”.

Señalaron que no eran delincuentes, sino empleados o clientes del comercio que distribuía cerveza a los expendios del centro del municipio, por lo que exigieron el esclarecimiento del caso.

El procurador señaló que “no se trató de un ataque contra civiles”, sino contra el crimen organizado, por el hecho de que en la bodega donde fueron localizados los siete muertos y tres heridos —que luego murieron— hallaron un rifle calibre .223, cargadores de diversos calibres, una báscula, unos siete kilos de mariguana, en bolsitas y “otra deshierbada como para hacer paquetes”.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS