Suspenden clases por "Carlos"; esperan lluvias torrenciales

Esperan lluvias torrenciales en Guerrero
CLAUDIO VARGAS / REUTERS
15/06/2015
03:00
Vania Pigeonutt / corresponsal
-A +A

Chilpancingo.— Debido a la contingencia en la entidad provocada por las lluvias del huracán Carlos, ya degradado a tormenta tropical, el gobierno de Guerrero determinó la suspensión de clases en las ocho regiones de la entidad, hasta nuevo aviso.

La Secretaría de Protección Civil estatal prevé que al menos en las siguientes 24 horas, haya lluvias intensas en la franja costera y olas de hasta 5 metros de altura.

En conferencia de prensa, el secretario de Protección Civil, Raúl Miliani Sabido, informó que hasta el momento no hay afectaciones severas provocadas por las lluvia de Carlos; sin embargo, de acuerdo con los resultados monitoreados hasta el momento informó: “Tenemos una persona lesionada en Acapulco; cuatro casas dañadas, 16 enrramadas derribadas, dos bardas caídas (en Copala y Marquelia, Costa Chica), 40 árboles caídos en total”.

También informó que se perdió un campamento tortuguero en Playa Linda, cerca de playa Bonfil, al norte del puerto de Acapulco.

Por su parte, el secretario de Educación, Salvador Martínez Della Rocca, dijo que hasta nuevo aviso y con la finalidad de que ningún estudiante ni maestro sufra algún accidente por las precipitaciones, se determinó la suspensión de clases en todo el estado, aunque el huracán afectará principalmente las costas de Tecpan de Galeana y Zihuatanejo, según los pronósticos meteorológicos.

Miliani Sabido precisó que el fenómeno está actualmente atravesando las costas de Jalisco, pero prevén que para mañana ingrese a los municipio de la Costa Grande, Tecpan y Zihuatanejo, “todavía no es una situación de emergencia como ocurrió con la tormenta Manuel y el huracán Ingrid (2013). Mantenemos la vigilancia permanente de este fenómeno. No es una condición de emergencia todavía”.

El secretario dijo que el Ejército tiene listo el plan DN-III y hay al menos 67 voluntarios en la sierra que podrían ayudar a localidades como La Pintada, en Atoyac, cuya población fue afectada en 2013 por un derrumbre causado por los fenómenos hidrometeorológicos.

Pidió a la población estar pendientes a las recomendaciones de Protección Civil, a los bañistas no acercarse a la zona de playa, está prohibido en los 13 municipios de la Costa Chica, Grande y Acapulco, donde se ubica la franja costera; atender el plan de Protección Civil en casa, no salir si no es necesario, guardar pilas, lámparas y alimentos no perecederos.

En Quintana Roo, mientras tanto, las fuertes lluvias y chubascos registradas desde hace más de 36 horas provocaron afectaciones y obligaron a las autoridades a activar albergues.

En Cancún se registró la caída de árboles e incluso ante la cantidad de agua las autoridades determinaron la apertura de un albergue en las instalaciones del Sindicato de Trabajadores del Ayuntamiento de Benito Juárez.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS