Sacude crisis política y de seguridad a Huimanguillo

En marzo pasado murieron 20 personas en el poblado de Palo Mulato, en Huimanguillo, mientras recogían hidrocarburo derramado por una pipa. Foto: Archivo/ EL UNIVERSAL
13/06/2015
01:11
-A +A

Huimanguillo.— El municipio amaneció ayer en medio de una vorágine política y de seguridad. A unas horas de que el Cabildo destituyó a Lupercio Lastra Garduza como alcalde y en su lugar nombró a Limber López Castillejos, los policías municipales decidieron iniciar un paro de labores.

Los más de 400 uniformados acusan que Lastra Garduza no cumplió los acuerdos, por lo que decidieron exponer sus demandas a López Castillejos, quien estará al frente del ayuntamiento hasta el 31 de diciembre.

Entre otras demandas, exigen alza salarial de 4%, incremento en el monto de vales de despensa y el pago atrasado de 2013 a la fecha de los recursos del Subsidio a la Seguridad Municipal.

Los policías inconformes expresaron que este paro laboral frente al palacio municipal lo mantendrán por tiempo indefinido hasta que las autoridades les den una respuesta favorable a su pliego petitorio el cual consideraron como justo, pues cada año destinan al municipio más 13 millones de pesos del Subsemun y durante los tres últimos años no les han pagado la nivelación salarial.

El diputado local del PRI, José del Carmen Herrera Sánchez, atribuyó la “crisis política” en Huimanguillo a una “lucha” al interior del ayuntamiento entre Lastra Garduza y Sánchez Ramos.

Huimanguillo es el municipio más extenso y uno de los más violentos de Tabasco, donde operan bandas dedicadas al robo de combustible, según reportes policiacos. En marzo se registró un accidente con una pipa que chocó contra un árbiol, explotó y dejó un saldo de 20 muertos, luego de que los habitantes recogían el combustible.

En mayo fue ejecutado el candidato del PRI a regidor, Héctor Cruz, y en lo que va del trienio ha tenido cinco encargados de seguridad pública.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS