Exigen reanudar pagos por daños en río Sonora

Habitantes de la región mantienen tomada la alcaldía
Los inconformes se apostaron, desde el 10 de junio pasado, a las afueras de las oficinas municipales de Ures en un "plantón indefinido" (Foto: AMALIA ESCOBAR / EL UNIVERSAL)
12/06/2015
03:00
Amalia Escobar / Corresponsal
Ures
-A +A

[email protected]

Alrededor de cien habitantes de esta ciudad mantienen tomadas las oficinas del ayuntamiento para exigir que se reanuden los pagos del Fideicomiso Río Sonora, suspendidos el 4 de marzo con el argumento de veda electoral.

Desde las 7:00 horas del 10 de junio, los habitantes de esta región se instalaron fuera de las oficinas municipales en un plantón indefinido.

Exigen al alcalde José Manuel Valenzuela Salcido que pida al Comité Técnico del Fideicomiso Río Sonora que se reactiven los pagos por resarcimiento de daños.

Ures es uno de los municipios afectados por el derrame 40 mi de tóxicos de la mina Buenavista del Cobre a los ríos Sonora y Bacanuchi, junto con Arizpe, Banámichi, Huépac, Aconchi, Baviácora, San Felipe de Jesús y comunidades de Hermosillo.

Los pobladores del río Sonora aún esperan el resarcimiento de daños, pese a que el 15 de septiembre se conformó un fideicomiso para tal fin.

Los tóxicos recorrieron 17.6 kilómetros del arroyo Las Tinajas, 64 kilómetros del Río Bacanuchi y 190 kilómetros del Río Sonora, hasta llegar a la Presa El Molinito que abastece de agua a los habitantes de Hermosillo.

Otros 6 mil pobladores de la zona aledaña a la presa El Molinito, municipio de Hermosillo, también exigen resarcimiento de daños, pero no se han incluido dentro del pago, a pesar de que el alcalde de Hermosillo, Alejandro López Caballero, ya lo solicitó.

El alcalde de Ures, José Manuel Valenzuela Salcido, informó que los munícipes del río Sonora se reunieron con autoridades de la Secretaría de Gobernación y es probable que mañana lleguen representantes del Comité Técnico para que la próxima semana se reanuden los pagos y los inconformes liberen los accesos del ayuntamiento.

Pescado contaminado

Habitantes de Topahue, comunidad rural de Hermosillo, hicieron una denuncia pública en el sentido de que las cooperativas de pescadores de San Francisco de Batuc están pescando en la presa El Molinito, pese a que está prohibido.

El 16 de enero pasado, vía oficio 12/02-2215N, el director general de Pesca y Acuacultura de Sagarhpa, Enrique Lozano Rodríguez, comunicó a Francisca Isabel Valdez Gálvez, delegada municipal del ejido Fructuoso Méndez, que “se encuentran suspendidas hasta nuevo aviso las actividades de pesca en sus modalidades comercial y deportivo-recreativa en a presa El Molinito”.

En el oficio donde le solicita hacer extensiva dicha suspensión a toda persona que intente pescar, transportar y comercializar recursos pesqueros para que no sean sancionados, se le explica que la medida obedece a la atención por el derrame de lixiviados por Buenavista del Cobre.

Los pescadores alegaron que aún no se les ha entregado un diagnóstico sobre la calidad del agua. No nos ha respondido Conagua, Sagarhpa ni la Secretaría de Salud, dijeron.

La denuncia pública sobre la venta de pescado de la presa El Molinito ha causado alerta en la población porque desconoce si está contaminado por los tóxicos que derramó Buenavista del Cobre a los afluentes del río Sonora y que llegaron hasta ese lugar.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS